lunes, 3 de marzo de 2008

Prostitutas y economía

Steven Levitt, el economista más leído, ataca de nuevo y se ocupa ahora de la prostitución, en colaboración con Sudhir Alladi Venkatesh, un sociólogo que llegó a infiltrarse en una pandilla para estudiar sus finanzas. Los profesores combinaron el análisis de datos de arrestos por prostitución de la Policía de Chicago con la interacción con prostitutas y proxenetas. Como siempre, The Economist tiene un excelente comentario. Aquí sigue el mío.

Como en todo mercado, compradores y vendedores tienen que encontrarse así que, apuntan los académicos, la oferta de prostitución tiende a concentrarse. No es sorprendente entonces que aparezcan “zonas rojas” en general cerca de estaciones de trenes o grandes avenidas.

El salario horario promedio es de 27 dólares la hora, casi cuatro veces el salario que las mujeres entrevistadas dicen que ganarían si no fueran prostitutas. Sin embargo, más rendimiento implica más riesgo y Levitt y cía. estiman que una prostituta de su muestra enfrenta en promedio una docena de episodios de violencia y 300 encuentros sexuales sin protección por año.

Consistente con las predicciones que haría un economista, hay una gran variedad de precios dependiendo del “producto” o el cliente. El sexo sin protección se cobra más caro y el cliente de color negro paga menos que el de color blanco. Hay discriminación de precios y segmentación de mercados como bien saben los clientes argentinos que en foro-escorts.com.ar advierten a sus pares foristas de aquellas prostitutas que cobran un precio diferente según cual sea la página que el cliente potencial visitó.

Levitt y Venkatesh encuentran que aquellas prostitutas que trabajan por su cuenta, sin proxeneta, dedican un 3% de sus encuentros a favores sexuales a policías para evitar ser arrestadas. En su muestra, estiman, una prostituta es arrestada en promedio una vez cada 450 servicios. Es decir que es más probable que tenga sexo con un policía a que sea arrestada.

La utilización de preservativos es “sorprendentemente” baja según los autores: sólo una de cada cuatro veces. De allí los profesores destacan la “voluntad de absorber un riesgo enorme por una compensación pecuniaria menor” que muestran las prostitutas. Aquí salta (nunca mejor dicho) el sesgo ideológico: Levitt y Venkatesh parecen dar por supuesto que se trata de acciones voluntarias, con alternativas de trabajo fluidas y escapan así a cualquier determinismo social.

Había otra alternativa consistente, curiosamente o no tanto, con el comportamiento de los mercados financieros, por ejemplo: una actitud miope frente al riesgo de parte de la gente que abre un espacio para la política pública, en este caso la salud publica.

6 comentarios:

  1. Parece ser que el precio alto no sólo sirve para compensar los riesgos sino que también refleja el costo de oportunidad de quedarse al margen del mercado del matrimonio.

    ResponderEliminar
  2. Ana C. Porque las mujeres siempre piensan que la prostitucion deja a las mujeres afuera del mercado del matrimonio?

    La prostitucion aumenta las chances de casarce "mejor". Una chica con bajo capital intelectual, pero buen lomo, y muy linda, es mas probable que se case con un gerente de finanzas de un banco extranjero si ejerce la prostitucion, que si no. En el ultimo caso tal probabilidad es 0. En el otro caso, es +.

    ResponderEliminar
  3. No somos las mujeres las que pensamos eso, Trygve. Leí alguna vez que ni siquiera hace falta ser prostituta, sino simplemente promiscua, para que los hombres recorten su interés matrimonial por la señorita en cuestión.

    En cuanto al ejemplo que das, si el dicho gerente tuviera la posibilidad de elegir entre la chica linda pero tonta y una menos linda pero con más capital intelectual, me pregunto que elegiría.

    (Supongamos, además, que no hay diferencia alguna en el interés que cada una de ellas demuestra por el sexo como actividad recreativa).

    ResponderEliminar
  4. Los verdaderos financiers se casan con una inversión que tenga el mejor VAN, una maturity date razonablemente larga y que maximice la oportunidad de obtener externalidades positivas mientras minimice las negativas.

    Para todo lo demás, está el mercado spot.

    ResponderEliminar
  5. Obviamente, era un ejemplo cualquiera. Lo relevante es que la prostitucion puede ser una forma mas barata de buscar mejores maridos. Y no digo que esta es la razon para convertirse en una sex worker. Digo que la idea que esa opcion tiene un costo en el marriage market no me parece obvia. Quizas, en esa dimension, no sea un costo.

    Of course, solo cambian las probabilidades. Still, la mayoria de los clientes van a casarse con mujeres con mas capital intelectual, en buena medida, pues ello aumenta el capital humano de sus hijos. Pero, un cliente mayor, con hijos ya formados, que busca casarse, podria encontrar su pareja en el mercado de la prostitucion. Me parace probable. Estoy seguro que hay muchos casos.

    ResponderEliminar
  6. Trygve, me acaba de dar el empujoncito que necesitaba para escribir un post al respecto.

    ResponderEliminar