miércoles, 2 de febrero de 2011

Terapia de pareja

Me pregunto si de los consejos que se dan en este artículo resulta que la tasa de divorcio de los economistas sea más baja que la de la población en general.

Doy fe que el de la división del trabajo funciona bien y reduce conflictos, ya que cada uno hace lo que más le gusta, pero la especialización es medio aburrida en el largo plazo y poco estimulante para las sinapsis neuronales. Por ejemplo, yo a esta altura de mi vida tendría que ser capaz de arreglar los frenos de una bicicleta y todavía no lo sé. Se corta la luz en mi casa y no sé ni dónde están los fusibles.

Pero hoy aprendí a cambiar una ducha sola. Y mi marido está aprendiendo a pagar las cuentas por Internet.

(Vía Mankiw)

2 comentarios:

  1. Yo tampoco sabia como arreglar frenos de bicicleta, pero aprendi con Youtube. Hay videos para arreglar lo que se te ocurra. Ni mi mujer ni yo somos economistas, asi que no puedo opinar sobre el resto.

    ResponderEliminar
  2. Es buenísima la de "dónde están los fusibles". Eso seguramente te quedó de cuando eras chica que "saltaban los tapones", jejeje. Ahora hay electro stop y térmicas.

    ResponderEliminar