jueves, 10 de junio de 2004

Razón de estado = razón detestable

El Wall Street Journal ofrece a sus lectores - sin calificación alguna - el "Torture Memo", un reporte de las políticas del Pentágono sobre los métodos de interrogación. Más simple: una justificación de la tortura dependiendo de cual sea el enemigo.

Entre otras cosas, uno se entera que:
"It is the position of the US government that none of the provisions of the Geneva Convention Relative to the Treatment of Prisoners of War of August 12, 1949 (Third Geneva Convention) apply to al Qaida detainees because, inter alia, al Qaida is not a High Contracting Party to the Convention" (página 3).
E insiste en que "Taliban detainees do not qualify as prisoners of War" debido a que son "unlawful combatants". Nótese el criterio: como son combatientes al margen de la ley, la ley no se aplica (Hobbes puro).

Sin embargo, en la página 19 se encuentra la justificación paragüas sobre la base de "la autoridad del Comandante en Jefe":
"In order to respect the President's inherent constitutional authority to manage a military campaign, 18.U.S.C.&2340A (the prohibition against torture) must be construed as inapplicable to interrogations undertaken pursuant his Commander-in-Chief authority".
Es decir, si se hace en conformidad a la autoridad del Presidente de la Nación, puede torturarse.

God bless the world. En que lío nos metimos.

1 comentario:

  1. que buen resumen cuando decis "Puro Hobbes", es increible que nadie se hayta tomado el trabajo de leer todo y publicar algo de esto en un medio.

    PD.: Que lastima que el sistema de blogger no me deja cambiar cosas de mi perfil.. :S
    Bueno soy mariano

    ResponderEliminar