miércoles, 13 de mayo de 2009

Querido Maxi... Artemio

Artemio responde:

Querido Maxi:

Ayer, publicamos tu respuesta frente a la advertencia que te hiciera llegar Olivera sobre la existencia de un post que, a su vez, advierte sobre la operación mediática a favor de una devaluación importante, sostenida no en cálculos ignotos como los que normalmente se agitaban en el diario Crítica especulando con el valor del dólar durante los últimos años y varias veces (recuerdo entre tantos artículos, uno basado en un documento interno del Deutsche Bank publicado increíblemente en tapa, que advertía sobre una eventual devaluación).

Esta vez, horror, la devalueta la demandan eventuales "defensores del modelo", como, según vos, serían los economistas Ferrer y Frenkel.

Sin embargo, no todo es citar fuentes emblemáticas. Ya el General Perón en 1859, en su famoso prólogo a Contribución a la Crítica de la Economía Política, nos advertía que: El resultado general a que llegué, y que, una vez obtenido, sirvió de hilo conductor a mis estudios, puede resumirse así: en la producción social de su existencia, los hombres contraen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una determinada fase de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se eleva un edificio [Uberbau] jurídico y político y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material determina [bedingen] el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.

Nos daba el líder de los descamisados, desde entonces, un material invalorable para contestar desde el movimiento nacional justicialista réplicas a la doctrina muy diversas, en este caso la tuya. Vos decís no estar a favor de la devaluación. Lo creemos, es tu "conciencia individual" la que se opone. Pero sucede que lo que el post señala es la construcción de un relato mediático -en este caso televisivo- muy
recurrente, que opera en favor y pretende dar fundamento a una gran devaluación
, más allá de la conciencia individual del intérperte.
No solo no se discuten en el post temas de "conciencia individual" o, peor aún las famosas "convicciones personales" acerca de la devaluación , sino que no interesan en lo más mínimo.

Qué cuernos sabemos sobre la "convicción personal" de cada uno de los que propalan noticias por ahí. Imposible saberlo. Lo importante, y de eso trata el post, es del paso de la conciencia individual a la social, el proceso de materilización pública de la misma, esta vez como discurso televisivo y, entonces, en tanto conciencia social publicitada, las reglas son otras, y el general Perón es muy claro en eso, reitero: Es el conjunto de la relaciones de producción la que forma la estructura económica de la sociedad y da la base real sobre la que se eleva un edificio jurídico-político y a la que corresponden
formas específicas de conciencia social.

O sea, la construcción de la conciencia social publicada, materializada en este caso en Tres Poderes por el periodista Montenegro (como "Trager" o soporte de relaciones materiales que lo preexisten) desborda su conciencia personal, y el periodista en ese instante "es hablado" por el lugar que ocupa y las condiciones/condicionamientos materiales que lo constituyen sujeto y en el que socializa su discurso, aun bajo la forma periodística "aséptica y objetiva"... No interesa la conciencia "individual" del
sujeto, que, en tu caso, al soportar la contradicción de publicitar una cosa y
tener la convicción personal de otra, se torna una "conciencia personal
desdichada", pero que no interesa a los fines de este debate.

En suma, la misma selección del tema, el énfasis y las fuentes, muestran pistas seguras de las condiciones materiales de existencia de esa conciencia social
periodística... Porque, y para ponerlo brutal y gastronómicamente: ¿Acaso
suponemos que tan sólo la simpática familia Capurro cuenta los puntos de ventaja
en el cordón dos, según la pila de choripanes que acumula en su alacena?

PD: En otro post opinaremos sobre las consecuencias sociales de una
devaluación hoy en el país, motivo por el cual esa salida resulta impracticable,
tal como se la plantea e impulsa desde múltiples sectores del poder
económico.

5 comentarios:

  1. Olivera, si Perón hubiera existido en 1859 todavia estaríamos discutiendo cosas de nuestra independencia y organización nacional!

    Igual, fue un typo que me permitio imaginar qué hubiera sido de la historia argentina!

    ResponderEliminar
  2. El del 0,33% me desconcierta. Lo tenía por alguien formado, aunque no estuviera de acuerdo con sus opiniones. Ahora, si piensa que 1859 fue un error tipográfico y no advierte que ese texto pertenece a Marx... También pienso que puede ser un malentendido cuando parece decir que hoy no estamos discutiendo cosas de nuestra independencia y organización nacional.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ahhh un texto de Marx.
    Nunca en mi vida leí a Marx. ¿eso lo escribio Marx?

    No sabía.

    Abel, yo no soy formado, no se deje engañar. Apenas si termine la facultad...y a duras penas.

    ResponderEliminar
  4. o,33%: usted sabe que yo respeto mucho su conocimiento de asuntos financieros. Pero no puedo respetar la facultad que le permitió terminar, aunque fuera a duras penas. Observo que sus méritos con puramente personales y que nada le deben a la facultad de marras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Andres le voy a hablar con total franqueza.
    A mi la facultad me ayudó a aprender a razonar. La facultad me dio algunas herramientas pero nunca me mostró la cara de la realidad. Yo soy un economista que me fui haciendo a mi mismo desde la temprana experiencia. Reniego, casi a diario, con la teoría que me han enseñado en mi facultad (100% ortodoxa).
    Y es cierto, no miento. Lo único que leí de Marx fue el capitulo 12 de El Capital y creo que lo hice porque me obligaron.
    No soy un teórico,nunca fui teórico. La única teoria que me se de principio a fin es la financiera. La economía la vivo desde el razonamiento y la honestidad intelectual.

    Llameme un economista amateur con título, si quiere. Se lo acepto!

    Estos comment nada que ver con el post de Olivera.

    Perdon MO!

    ResponderEliminar