lunes, 3 de agosto de 2009

Seguimos regulando...

Al escándalo de la falta de portabilidad numérica y simetría (el trámite de la baja del servicio debe ser tan "costoso" como el alta), hay que agregar ahora la estrategia de los cables para cobrarle el servicio a los pobres.

Ya se sabe, en las zonas pobres hay muchos que se cuelgan del cable. ¿Qué decidió Cablevisión por Don Torcuato/Bancalari? La señal sólo puede verse con un decodificador, uno por suscriptor, claro. Así, una familia con 2 televisores sólo puede ver el mismo canal por la módica suma de $ 80 por mes. Si no... antena, como en los viejos tiempos.

Seguimos regulando... especialmente para los pobres, donde más se necesita.

PD: De paso, como los deco son muy sensibles a las variaciones de voltaje, que son frecuentes en la zona, suelen quemarse rápidamente.

1 comentario:

  1. Tal vez si hubiera un eestado capaz de evitar los choreos en lugar de hacerse el operador aeronaútico, los cables no le impondrian un conversor a los pobres de Don Torcuato.
    Esa ausencia tambien te da la solución, fijate por avenida de mayo, te venden los conversores truchos por mucha menos guita.

    ResponderEliminar