viernes, 29 de octubre de 2010

Nestorista por un día

Hoy soy Nestorista por empatía. Que otra cosa puedo ser frente a la conmoción y el dolor que despertó la muerte de Néstor Kirchner. Cerca, buenos amigos y buenos conocidos, con sus ideas acerca de  lo mejor, lo que se puede y lo que no se debe, me contaron que están desconsolados, doloridos, abatidos, paralizados, o perdidos. Al voleo, cada uno se describió medio huérfano. Hoy hago de cuenta que Exabruptos sigue siendo un blog (levemente) kirchnerista como hace casi media década atrás y pienso en el legado nestorista: la derrota menemista (voto que repetiría), la nueva corte, los DDHH (algo devaluados) y la política resucitada (aunque sea la vieja). Hoy hago de cuenta que es mucho y que no se podía más. Mañana será otro día.

10 comentarios:

  1. Grande Olivera! Y por dos días, no?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Bué, es más de lo que yo puedo consseguir de mi marido que nada de lo vivido estos días lo ha apartado de su gorilismo acérrimo recalcitrante. Y lo sufro todos los días con los más oprobiosos comentarios

    ResponderEliminar
  3. Nestorista por empatia...Creo que muchos de aquellos que nos mostramos criticos a este fenomeno politico que gravita en los medios en torno a la figura del nestor, no debieramos expresarnos de otro modo. Saludos

    ResponderEliminar
  4. realmente murió? o velaron un ataúd vacío?

    ResponderEliminar
  5. me gustó el resumen de su gestión. "hagamos de cuenta que más no se podía hacer".

    salud che!

    ResponderEliminar
  6. Una decepción Olivera, sinceramente, y con respeto te lo digo.
    La muerte de Kirchner no debería cambiar ni por un segundo el juicio de valor que uno se hace -con razón, lógicamente, sin interferencias emotivas- respecto de lo que significó para la historia institucional, política, económica y social del país el gobierno de Kirchner entre 2003 y 2010, y, sobre todo, respecto de las consecuencias que aparejará su paso nefasto (el suyo y el de sus seguidores) por el gobierno.
    La muerte no ennoblece al muerto, ni debería reblandecer el análisis de quien miraba críticamente a dicho muerto.
    Como escribió por ahí Rozitchner, el muerto no es más de lo que era en vida, o quizás, es un poco menos, porque ya no es.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Honestamente, no esperaba menos de vos! gracias por el reconocimiento, aunque efimero(le pusiste fecha de vencimiento)reconocimiento al fin!

    ResponderEliminar
  8. 'Nestorista por un día'. Ya va a ser una semana y el luto sigue encabezando el blog. La fiaca te está haciendo más nestorista.

    ResponderEliminar