lunes, 31 de marzo de 2008

Tuertos

Hay aquí una larga lista de economistas en contra del paro del campo (no me queda claro porque la utilización de lockout... ¿para qué suene a patronal?).

En una mirada rápida, encontré al menos 5 buenos amigos y, además, muchos más que respeto intelectualmente.

La pregunta es: ¿y qué opinan del INDEC? Digo, porque también da para firmar ¿no?

12 comentarios:

  1. Olivera:
    Lock out es porque se trata de un paro de empresarios. No suena patronal, lo es. Fíjese que el paro es de tranqueras afuera, es decir, no vender e impedir que otros vendan. Pero de tranqueras adentro, se sigue trabajando. O sea, los peones siguen doblando el lomo. No hay paro, no hay huelga, no de trabajadores. Hay lock out de empresarios.
    ¿A usted le parece que salieron pocas declaraciones, solicitadas, petitorios, proclamas y definiciones sobre el INDEC? ¿O usted cree que es de lo único que se puede hablar en este país? ¿O, mientras el INDEC siga en su catatónica situación actual nadie tiene derecho a pronunciarse sobre ninguna otra cosa?

    ResponderEliminar
  2. Estimado Andrés

    Me parece que a lo que el amigo Olivera se refiera es al extraño hecho de que no haya ninguna coincidencia (al menos que yo me haya dado cuenta) entre estos: http://linksarg.com.ar/cuidemosalindec/ y estos: http://economistascontralockout.blogspot.com/
    Tmabién se polariza el ambiente económico?
    Aclaro que estoy de acuerdo con ambos (tal vez no en todos los términos, pero
    si en los conceptos), pero tengo que guardar el anonimato

    ResponderEliminar
  3. Andrés, en un lockout, el dueño cierra la fábrica y no deja entrar a los obreros ni les deja ganarse el sustento.

    ResponderEliminar
  4. Además, un lockout es una medida de fuerza en un conflicto entre empleadores y empleados (capitalistas y asalariados, llámelo, si quiere).

    Lo de ahora es una medida de fuerza que expresa un conflicto entre un sector (el campo) y el gobierno.

    ResponderEliminar
  5. La primera pregunta del post parece ser un exabrupto con sesgo ideológico. Pero ahora que los comentaristas han aclarado que lockout tampoco es el termino correcto, lo que se me ocurre preguntar a mi es porque no se ha utilizado en estos días la palabra con que anteriormente se describían los cortes de calles y rutas por grupos de personas: piquete. En fin, misterios de la prensa que nunca revela sus fuentes ni sus diccionarios.

    La segunda pregunta en cambio, es un exabrupto intelectual. No creo que se les pueda pedir a los economistas que esten atentos a suscribir cuanta protesta aparezca por internet.

    Sin embargo hay alguna similitud entre ambas protestas y es que las dos han sido generadas por desprolijidades o errores -según la opinión de algunos- de este gobierno, en la resolución de ciertos problemas.

    Estoy de acuerdo con la posición de los economistas mencionados, que ademas se han ocupado de esclarecer un tema complejo, no me parece, en cambio que pueda dar mi apoyo a los profesionales del Indec.
    Las inconsistencias del IPC son conocidas desde hace tiempo. Martinez de Hoz, cuando la tablita se le caia a pedazos, quiso tener un IPC sin carne. Tambien es un disparate que si el zapallito se va a $10 (para bajar cuando vuelve el calor) aumenten los dividendos de ciertos bonos.
    Los técnicos del Indec deben haber tenido muchas oportunidades de resolver este tema y no lo hicieron.
    Y bueno, lo hicieron los peronchos, con el estilo elefante en un bazar que los caracteriza.
    Tarde para llorar.

    ResponderEliminar
  6. En mi lectura, está claro que Olivera no reclamó antes a los economistas a quienes ahora critica por no haberse pronunciado sobre el conflicto del INDEC. Alude a un pronunciamiento sobre otro asunto y en ese contexto reclama que opinen sobre el INDEC.
    Insisto en que no es pertinente ese reclamo. ¿O también deberían incluir en el documento algo sobre el proyecto del arroyo Maldonado, cuestionado desde los puntos de vista técnico y financiero? Y mil cuestiones más. No lo veo así. Se opina sobre una cuestión, por lo demás muy grave y que merece un pronunciamiento, y no se la mezcla con todas las otras. Ahora, si la idea es "no digas nada si no atacás al gobierno", entonces sí.
    Será porque yo sí considero que existen clases y que tienen intereses contrapuestos, pero no comparto que los términos paro o huelga puedan aplicarse a medidas de fuerza empresarias. Si lock out no parece suficientemente preciso, escucho propuestas. Mientras tanto, correré el riesgo de cierta imprecisión.

    ResponderEliminar
  7. Olivera,

    con todo respeto, le respondo a su reclamo

    en primer lugar, usted firmó alguna solicitada por el tren bala? ni siquiera recuerdo que haya escrito algo en su blog
    y es el robo más grande de los últimos años, mucho más difícil de dar vuelta atrás que con el indec
    acusar a alguien que hace un reclamo justo [si quiere discuta eso] por no estar en otros reclamos me parece inadecuado

    en segundo lugar, es una lástima que no haya ido a la charla que se hizo en el salón de actos
    en ese caso hubiera escuchado que el primer comentario, proveniente de uno de los principales organizadores de la movida, incluyó un repudio a la situación del indec

    por ello me parece que su reclamo no tiene lugar, lo hace desde el desconocimiento y de alguna forma acusando injustamente de apoyar una estúpida movida del gobierno

    más interesante sería leerlo opinando sobre el efecto macroeconómico de este tipo de medidas
    no le parece contracíclica?
    por qué tanto se quejan los macroeconomistas de que el superavit primario haya caído un punto en 2007 y no les preocupaba el efecto expansivo de los términos de intercambio?
    no le parece que es una medida que ayuda a evitar la enfermedad holandesa?

    la verdad que el impacto macroeconómico de esta medida estuvo totalmente ausente en el debate, es una lástima

    un abrazo
    tavos

    ResponderEliminar
  8. 1/ Las solicitadas son una muestra muy imperfecta de todo. No todos los que coinciden con el texto firman. No todos los que firman coinciden plenamente con el texto. 2/ Quizas les interese saber que en el acto que se hizo en Economicas se mencionó que parte del problema era no contar con herramientas más sofisticadas capaces de captar la herogenieidad del campo. Y para tener instrumentos más sofisticados, se necesitan "más y mejores" estadísticas, "más y mejores" cuadros técnicos y "más y mejores" espacios de dialogo con el sector privado y las organizaciones sociales.
    3/ En general, dentro del mundillo, oor lo que se pudo oir y leer por estos días, la divisoria de aguas es el apoyo o no a este esquema macro y el apoyo o no a la intervención del Estado en la economía como herramienta para el desarrollo. Después, entre los que apoyan a la actual orientación y al rol activo del Estados, hay matices importantes -por suerte!-. El conflicto del campo impulsó a la movilización y a la organización como hace tiempo que no se veia. En lo que me toca: bienvenida la organización, el pronunciamiento público y el debate.

    ResponderEliminar
  9. Visitá y comentate algo en:

    http://niceforovive.blogspot.com/

    NUEVO BLOG

    ResponderEliminar
  10. Bueno, mejor ser tuerto que ciego.

    ResponderEliminar
  11. Me tomé el trabajo de leer pormenorizadamente las dos expresiones, la del lock-out y la del indec. La intersección del conjunto de firmas es no-vacía Olivera.

    Algo más, las declaraciones sobre le indec fueron más que bastante "selectivas". Encontré a algunos amigos entre las firmas por el lock-out que, me consta, no les habrían dado ni la hora muchos de los que firman lo del indec, aún cuando comprtían el espíritu de la declaración.

    ResponderEliminar
  12. Creo que estamos, una vez más, ante una "falsa antinomia" :-)

    Está bien que a la página "contralockout" adhieran algunos economistas y otros no, porque se trata de un debate, digamos, en el plano del "deber ser".

    En cambio, a la página en defensa del Indec deberían adherir todos, en la amplia gama que va del liberal ultraortodoxo al intervencionista absoluto, porque no se discute allí sobre tal o cual objetivo o instrumento de política económica, sino que se protesta por la manipulación aviesa y burda de las estadísticas.

    ResponderEliminar