viernes, 20 de junio de 2008

Que se queden... pero que se callen

De Martín Caparrós:

(...)
En honor a la Memoria –a la nuestra, a la que los recuerda–, por su honor –si les importa–, ¿no podrían dejar de hablar de todo eso, de los años setentas, de los años noventas? Ustedes hicieron lo que hicieron, y ni siquiera es tan grave. Al fin y al cabo, la Argentina está llena de personas que hicieron lo mismo: supongo que por eso los votaron a ustedes.
(...)
Un bonito artículo.

5 comentarios:

  1. Debo confesar que MC no me cae bien. Ese bigotito tan estudiado. Ese aire doctoral de intelectual sabelotodo e impoluto. Pero en este caso debo reconocer su acierto. ¿Qué pasaría si los argentinos dejamos de hablar por un año por ejemplo? Nos veriamos obligados a actuar. Quizas así empezariamos a resolver problemas reales y concretos. Que sagaz fue aquel que una vez nos dijo: ¡Argentinos a las cosas!

    ResponderEliminar
  2. Olivera, ud es un tipo inteligente. Por que no habla por su boca, en lugar de usar el estúpido de MC??. en fin.

    Miré como serán las cosas que ud colgó el mismo video que Rozitcher.

    ResponderEliminar
  3. Así soy yo genérico. Un tipo tolerante y amplio que no teme juntarse con los que no son como uno.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso que una exhortación al silencio requiera tantas palabras.

    ResponderEliminar