martes, 24 de marzo de 2009

Efedrina allá ¿y acá?

En Argentina venimos una década atrasados... al menos en lo que a la guerra contra los precursores de la metanfetamina se trata.

Un artículo reciente del prestigioso AER, se ocupa de las acciones que el gobierno tomó en EEUU para interrumpir el mercado de los precursores de la metanfetamina: la efedrina y la pseudoefedrina. Desde el punto de vista economíco, se trata de una intervención por "el lado de la oferta".

Resumo y luego comento.

¿En qué consitió la acción del gobierno? En mayo de 1995, la DEA clausuró a dos proveedores que sumaban más de la mitad de los precursores utilizados en EEUU para producir metanfetamina. Desde el punto de vista económico, este es un "shock de oferta" fenomenal. El objetivo de los autores es determinar los impactos de esta fuerte reducción en la oferta y, quizás más importante, cuanto se sostuvieron en el tiempo.

Antes de contar el final de la historia, algunas consideraciones que aparecen en el artículo que me resultaron muy interesantes.
  1. Después de la marihuana, las anfetaminas son las drogas más utilizadas en forma ilegal.
  2. Entre 1992 y 2002, el ingreso de gente a los tratamientos por adicción a las anfetaminas se multiplicó varias veces en EEUU (por 10 en el Oeste medio, por 6 en el Sur, por 5 en el Norte, por ejemplo).
  3. El impacto en la salud de su uso es sumamente negativo.
  4. La elasticidad precio de su consumo es alta: según un estudio, un aumento en el precio reduce su consumo en 1.4%.
  5. Originalmente, la oferta de metanfetamina estaba atomizada pero el narcotráfico mexicano comenzó a operar "super laboratorios" que podían producir hasta 4.5 kilos de alta pureza en 24 horas.
En los 90, la DEA se da cuenta de que los precursores (la efedrina y la pseudoefe... importadas) legalmente (para remedios de venta libre para el resfrío) se derivaba a los productores de metanfetamina.

Así que en mayo de 1995, la DEA incauta 25 toneladas métricas de efedrina en un laboratorio (que podían resultar en 16 toneladas de metanfetamina en la clandestinidad) y una cantidad de tabletas en otro equivalente a 13 toneladas de metanfetamina. Entre ambos, el potencial para satisfacer casi un año del consumo de metanfetamina en EEUU.

El resultado es que la oferta cayó a algo así como la mitad. En los 4 meses siguiente, el precio del gramo se triplicó y la pureza cayó del 90% al 20%.

Sin embargo, a los 4 meses el precio volvió a bajar a los niveles previos. La pureza tardó 18 meses en recuperar sus niveles previos. Aunque la evidencia es menos dura en el caso de la asociación entre consumo de metanfetamina y el crimen, el análisis sugiere que la intervención por el lado de la oferta no tuvo un impacto "discernible" en el crimen violento y contra la propiedad.

Entonces, si el impacto en disponibilidad de la droga (precio y calidad) es, aunque signifcativo, transitorio; y no tiene impacto sobre el delito asociado, las dislocaciones del mercado de insumos - sólo posibles en casos como este de proveedores concentrados - no son una promesa significativa para la lucha contra las drogas.

Si tuviera que extrapolar este análisis al caso argentino, donde se produjo una interrupción de la oferta probablemente menor pero aún así importante, estaría inclinado a pensar que la oferta de metanfetamina, a esta altura, es la misma que antes de que desbaratara la cadena productiva. Tal vez el atraso no importe ¿o si?

2 comentarios:

  1. Con todos los datos que contás es evidente que el problema de la droga se soluciona unicamente por la entrega al costo de la droga a todo adulto que la quiera usar.

    ResponderEliminar
  2. volvé milton
    te perdonamos (al menos en ésta)

    ResponderEliminar