viernes, 27 de marzo de 2009

El Fondo como reflejo condicionado

En las últimas semanas, creció el ruido acerca de la posibilidad de que Argentina vuelva, alguna vez, al FMI.

Algunos lo aplauden incondicionalmente y hasta replantean las relaciones carnales, ya no con los kelpers sino con los burócratas del Fondo.

El asunto es más complejo que ir al FMI y tiene que ver con la ¿nueva? arquitectura financiera internacional (AFI).

Un rodeo para crear contexto.

La contracara política de la fiesta de las hipotecas subprime en EEUU (el "tercer mundo" de los yankis, al decir de Reinhart-Rogoff) es el hecho de que alguna gente, quizás mucha, accedió a la propiedad cuando antes no podía (Bush ganó elecciones "truchas" pero algunos votos sacó... y la cuestión seguridad no fue la única causa de los votos). Así también, la contracara de la fiesta de las finanzas globales fue la desdolarización de la deuda en los países emergentes. Brasil, por caso, tiene la deuda pública en reales. Y los economistas progresistas aplaudieron la des-dolarización, con razón.

¿A dónde voy? Ir al FMI, para muchos países emergentes (en vías de desarrollo... sería mejor volver a las viejas taxonomías) conllevaría revertir el proceso de desdolarización de la deuda.

Más todavía: no es difícil imaginar el siguiente escenario (aunque no es el más probable para mi pero si para muchos). Los países en desarrollo con necesidad recurren al FMI, se endeudan en dólares a tasas variables. En un par de años ponen a un pichón de Volcker en la Fed que sube las tasas para combatir la aceleración inflacionaria como consecuencia de una base monetaria 3 ó 4 veces más grande y una deuda 2 veces más grande.

Resultado: los emergentes quedamos endeudados en moneda dura, en deuda dura, con tasas en alza, y en camino a una nueva crisis de la deuda.

No.

Si vamos a discutir la ¿nueva? AFI, hablemos en serio. El FMI tiene que prestar:

1) Para las expansiones fiscales que aconseja
2) A tasa fija y transfieriendo el bajísimo costo del dinero global
3) Y en una canasta de monedas muy amplia, y no limitada como la de los DEG, porque los emergentes vamos a monedas más débiles.

Cualquier otra alternativa, que se la guarden.

11 comentarios:

  1. Por una vez coincido, esto tiene tufillo feo y la inflacion que se viene no va a ser un target de 3-4% en USA....entre otras cosas ver capitulo de southpark linkeado en http://www.calculatedriskblog.com/

    ResponderEliminar
  2. Excelente!!!!!!!
    Bravo Olivera!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buena idea, la verdad.

    ResponderEliminar
  4. perdon, delego nomas
    esta pelicula no la vimos ya en el 73?

    ResponderEliminar
  5. ¿Y el punto 4?
    4) Sin las condicionalidades acostumbradas sobre política económica soberana.
    Raúl C. (ex RCW)

    ResponderEliminar
  6. Acuerdo completo desde mi postura nac&pop. Parece que algunos puntos comunes compartimos...

    ResponderEliminar
  7. Amén.
    De todas maneras, están rompiendo el chanchito para Europa Oriental. Parece que esta vez les toca a ellos endeudarse a lo pavote.

    ResponderEliminar
  8. Hay q ir mas alla Olivera, si el FMI realmente quiere ser una ayuda y no un ancla, deberia prestar a cada pais en su propia moneda, a tasas fijas muy bajas. Al final, los activos del FMI estaran balanceados de acuerdo a la cantidad de paises a los q les presta y a la cantidad q le otorgue a cada pais, q estara siempre relacionado con su tamaño. X lo tanto, la diversificacion de monedas balancea el riesgo de prestar.
    Si temen un tsunami masivo de todas las monedas emergentes, no vale la pena q nos presten, xq estariamos igual q antes, pero dependiendo de ellos otra vez.
    O confian ex-ante, o mejor seguir solos.
    Kaloma

    ResponderEliminar
  9. Creo que el FMI no tiene por qué prestarle a Argentina, y que en todo caso las condiciones que obtengamos de los futuros créditos con el FMI van a ser pésimas.

    Pensalo desde la lógica del FMI: todo el mundo quiere guita fresca... y se la voy a dar a Argentina?? Ni somos clave o "too big to fall" como Brasil, ni tenemos politicas macro agradables como Chile. Hay una lista larga de paises que están primeros que nosotros en la lista y encima vamos a Colombia con pretensiones...

    Digo, perfecto lo que vos dijsite de la AFI. Pero creo que Argentina no tiene derecho a sentarse en la mesa a discutir con el IMF estas cosas.

    Vociferar adentro es costoso pero barato, vociferar boludeces afuera tiene un costo y alto!

    ResponderEliminar
  10. En la Argentina de hoy, que el FMI te preste no te cambia nada. Lo único que logras es patear la devaluación para adelante, porque todos los dólares que metas en el sistema, se te van a ir yendo. O sea, mejor que ni vengan.

    ResponderEliminar
  11. Hoy las monedas no estan sobrevaluadas. Todos los países emergentes (excepto nosotros) devaluaron. En ese sentido, la analogía con los prestamos a tasa variable de fines de los 70, no es tan precisa.

    Ahi tenías dolar barato y tasa de interés variable. Hoy tenes un dolar caro en la mayoría de los países. Creo que es una diferencia importante al estudiar la sustentabilidad de la deuda aún a tasas variables.

    ResponderEliminar