lunes, 30 de marzo de 2009

Contabilidad creativa o la nada

La noticia es que el BCRA firmó un pre-acuerdo para una línea de swaps de monedas con el BPC. ¿De qué se trata?

En principio, en este contexto, un swap es simplemente una transacción por la cual una parte paga ahora ahora una suma de dinero en una moneda (pesos) y a cambio recibe otra moneda (yuanes) con el compromiso, en el futuro, de reversar la operación.

Las "fuentes del BCRA" hablan de un período de hasta 3 años en los cuales el BCRA podría recibir yuanes y entregar pesos. Por supuesto que en la operación hay que incluir tasas de interés que reflejen los riesgos relativos de apreciación/depreciación de las monedas involucradas.

Hay algunas dudas. Por ejemplo, Rollo sugiere que es un swap limitado a las transacciones comerciales. Y esto es consistente con la información del China Daily que dice:

"Under such a framework, Argentina importers could use renminbi, instead of the US dollar, to settle deals with Chinese exporters"

Si esta interpretación es correcta, el impacto del acuerdo es limitado al volumen total del comercio con china.

Tengo mis dudas.

Primero, las "fuentes del BCRA" dicen que:

"Un swap de monedas es una operación de canje, por el cual cada parte accede a la divisa de la otra, entregando a cambio una suma equivalente en su propia moneda. En este caso, nuestro país podrá acceder, en caso de considerarse necesario, a un máximo de 70.000 millones de yuanes entregando en contrapartida la suma equivalente en pesos (hasta unos 37.000 millones de pesos aproximadamente). Al vencimiento, la operación debe ser revertida. El período efectivo del acuerdo sería de 3 años y podría extenderse a partir del acuerdo de ambas partes.

Se trata así de un acuerdo contingente para que dos bancos centrales dispongan de liquidez en la moneda del otro país. Son acuerdos contingentes porque las transacciones (provisión de liquidez en la moneda del otro país) se efectúan realmente sólo cuando es necesario y adecuado (el acuerdo permite tener disponible la liquidez, sin que ella necesariamente sea utilizada). Ninguna parte paga un costo (tasa de interés) mientras la liquidez (montos en moneda del otro país) no es utilizada.

(...)

Por ello, en nuestro caso, la posibilidad de acceder a una significativa suma de yuanes, entregando pesos a cambio, equivale en la práctica a poder reforzar nuestra posición financiera si se entiende que las circunstancias lo ameritan. Tal como ha ocurrido en el caso de las economías recién mencionadas, el anuncio de la posibilidad de acceder a divisas “fuertes” en dicha eventualidad ha sido un factor que ha llevado tranquilidad al público y ha garantizado una mejora en las condiciones de funcionamiento de los mercados financieros de esos países. En el mismo sentido, operaciones de este tipo contribuyen a reforzar la confianza y la percepción de solidez de que hoy goza la posición externa de Argentina."
Además, algunos acuerdos previos del BCP con otros países no estaban restringidos al comercio exterior sino que incluían, también, la liquidez de corto plazo.

Si Rollo tiene razón, el acuerdo no sirve para mucho.

Si en cambio el destino es más amplio, el BCRA podrá mostrar que las reservas no caen, incluso que aumentan, cuando la gente sigue llevándose los dólares (igual que lo que ocurre en estos días). Pero es simplemente contabilidad creativa.

5 comentarios:

  1. La noticia, en cierta medida, me asusta. Los chinos hacen planes a muy largo plazo. Será un experimento para dejar que el dólar deje de ser la moneda transaccional por excelencia? Acá hay chino encerrado.

    ResponderEliminar
  2. Que el dólar deje de ser la moneda internacional por excelencia es cuestión de tiempo. Olivera ya lo dio por muerto hace unos días. Para dar mi opinión sobre ese diagnóstico, recurro a Borges. En una oportunidad, alguna agencia de noticias difundió la noticia de su muerte. Un periodista de otra agencia, que lo ubicó, le dijo: "Entonces, la noticia es falsa". "No, respondió Borges, falsa no, es prematura y profética".
    "El día que el dólar empezó a morir", post de Olivera es prematuro y profético.
    El swap se adelanta a la inexorable realidad por venir.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. no entiendo nada, Un swap como funciona?? argentina le da pesos y los chinos nos dan yaunes para para cuando importamos pagamos con yuanes???????? o nos dan dolares?? que pasa si nosotros devaluamos y los pesos que les dimos??

    ResponderEliminar
  4. Con respecto a un eventual reemplazo del dólar por el yuan, una pregunta Miguel. Si este tipo de acuerdos se generalizan, los Bancos Centrales no ahorrarían una cierta cantidad de reservas en dólares? Si es así, no sería posible acaso que dicho excedente se aplique a la compra de activos estatales norteamericanos de largo plazo? Que yo sepa el mercado chino no ofrece esta posibilidad, ni lo hará en el corto/mediano plazo.
    En este caso, me parece que la movida fortalecería al dólar más que debilitarlo. Qué opinás?

    un saludo,
    Gualra

    ResponderEliminar
  5. Que yo sepa, el yuan/renminbi no es convertible. Es decir, si el BCRA obtiene yuanes a cambio de emitir pesos ¿a quién le compra, bienes o activos, - excepto a China, claro está- con esa nueva liquidez? En ese sentido, volveríamos a lo que dice Rollo.

    ResponderEliminar