sábado, 12 de enero de 2008

Boca nació conmigo

Ojeando en los links de nuestro hincha favorito de Fogerty, llegué a Informe Xeneixe y navegando por ahí tuve la misma sensación que al leer la primera parte de Boquita: Boca nació conmigo... (de paso, y consistente con esta entrada, el Caparrós por encargo no me gustó cuando narra lo que no vivió y me encantó cuando hace historia de su vida)

Lo que quiero decir es que para mi Boca nació con el Toto Lorenzo cuando mi viejo me llevaba a la cancha, platea baja, cerca del foso. Las citas del Toto no tienen desperdicio: "... que tirara la pelota afuera para que, cuando el tipo tuviera que entrar el balón, nosotros teníamos un hombre más en juego"... lo dice todo, todo.

Boca nació ahí, para mi. El antes son los libros, algún viejo programa, pero es todo vago. Varallo es como San Martín. En cambio Martín Palermo es como Frank Zappa para mi. Rojitas, que se yo, entiendo que a algunos se les llenen los ojos de lágrimas pero Román, el Apache, el mellizo, el Chapa Suñé, el Tano Pernía, Mastrangelo, Feldman, Trobbiani, Brindisi, Chicho... que se yo, esos son Boca para mi.

Yo se que es mucho más pero para mi Boca nació en 1977.

4 comentarios:

  1. Ana:
    Gatti es un ídolo. Nadie saca de mi memoria cuando le atajó el penal a Vanderley en lo que fue, probablemente, una de mis grandes alegrías. Todavía me acuerdo del relator (no miro los penales por cábala... sólo en las repeticiones) gritando "Vanderleyyyyyyy....Gattiiiiiiii!!!!!". Que puedo decir.
    El Loco fue un innovador pero, en sus últimos años, un mal arquero. Jugar con él era dar ventajas. Imagino que no supo retirarse a tiempo y obligó a un reemplazo casi deshonroso por Navarro Montoya.
    Pero sí, va en la lista.

    ResponderEliminar
  2. Para los boquences. Tengo en mi poder una pelota de boca (marca Leo). En la que originalmente se leian claramente las firmas de todos los jugadores de boca que formaron el Boca del 77' que ganó la Intercontinental en Alemania.
    Dije que se leian porque firmaron con boligrafo y el cuero y el tiempo han ido borrando la mayoría de los trazos.
    ¿Cuanto valor puede tener esta pelota?
    Es una duda que siempre tuve.
    La pelota me la regalo Alberto J. Armando (conocido de mi viejo) para mi cumpleaños del año 77.

    ResponderEliminar