sábado, 26 de enero de 2008

El mejor precio

Dijo CFK que "Argentina paga el mejor precio por el gas a Bolivia" y agregó "eso es hacerse cargo de la solidaridad de los pueblos y de la asociación concreta entre éstos".

Extraño relato. Salvo que CFK se hubiera convertido a la doctrina que postula que todo intercambio voluntario es beneficioso para ambas partes o a la doctrina del precio justo, se trata de un juego de suma cero. Si el precio es alto, Bolivia esquilma a la Argentina, y viceversa.

O es una aplicación más de su hegelianismo.

¿Y qué tiene esto qué ver con la solidaridad de los pueblos? Mi impresión es que esto a la gente le importa tres belines y que el gas a Bolivia lo pagamos a precio de mercado o más alto.

6 comentarios:

  1. Por otra parte, algunos parecen regodearse con hacer posts anti-Cristina. Aunque no conozco los terminos de intercambio de ese tema.

    De donde viene tanto odio? Ah, ya se, las buenas relaciones con Venezuela.

    Si CFK se uniera al coro de loros y denunciara al "petrodictador caribeño elegido por el pueblo pero que no no gusta", y si quienes vendieran el mismo gas al mismo precio que Bolivia fuera en realidad Exxon o alguna otra multi, entonces todo bien, seria el paraiso libremercadista, y nada que decir.

    En serio Olivera... yo hace rato vengo diciendo que los recursos naturales argentinos deberian ir al mercado interno primero y al exterior despues (o sea los exedentes).

    Lamentablemente el turco hizo gasoductos para la industrializacion de Chile, porque el modelo Menemista era el de un pais de servicios, para que m*rda queriamos el gas natural? (Y las escuelas industriales, no se si te acordas).

    Me parece perfecto lo de Cristina, no entiendo que no entiendas. El discurso de Evo era que antes "regalaban el gas" a las multinacionales. Despues de la nacionalizacion y el aumento del precio a valores de exportacion, la venta de gas queda en las arcas del Estado boliviano. No se que tan dificil de entender es.

    Y si, mejor que comprar gas a Bolivia seria tener recursos propios de sobra, pero lamentablmente hicimos gasoductos a Chile que ahora no podemos romper. Y no se si te enteraste por Fobes y cia. pero EL MUNDO vive una crisis de energia, empezando por Europa, y EEUU.

    FC

    ResponderEliminar
  2. Fernando:

    Separemos. El mundo vive una crisis que es consecuencia del fuerte aumento del precio del petróleo en 5 años o poco más. La verdad es que nada cambió sustancialmente en términos de consumo de energía pero el petróleo se cuadruplicó. ¿Es 80-90 dólares el precio qué refleja la verdadera escasez? ¿Es 60? ¿Es 30? ¿Subió por la invasión a Irak? ¿Por la colusión de la OPEP? Quien sabe.

    En lo que hace al gas, la política energética de Menem fue un desastre pero los gasoductos son sólo una pequeña parte de la historia. Lo más importante fue que la mayor parte de la expansión en generación fue termoeléctrica con gas como insumo primario cuando desde Loma de la Lata que no descubrimos ningún yacimiento importante.

    Finalmente, y el único punto de mi entrada: decir que pagamos el mejor precio es no decir nada. ¿Qué es el mejor? ¿El más barato? ¿Aquel compatible con el repago de las inversiones bolivianas? ¿Aquel qué financia las futuras inversiones? Nada. Y si eso lo combinás con las apelaciones a la solidaridad de los pueblos, donde queda claro que si pagamos más barato se joden los bolivianos y si pagamos más caro nos jodemos los argentinos, la afirmación es una soberana pavada.

    Habrá otros relatos de CFK pero este sin duda no la favorece. Y no me regodeo hablando mal de CFK. Mucho más me gustaría deshacerme en elogios.

    ResponderEliminar
  3. Miguel, aun espero que me expliques lo el "NO" impacto de las altisimas temperatura y si:
    1-"No" tienen su origen en el calentamiento global por el efecto invernadero.
    2- Cuando hace mucha calor la gente "NO" consume mas electricidad (40 grados).
    Sabes que? Son como las notas que polulaban en octubre pasado con el TOMATE, que hoy 27/01/2008 sale el KG entre los $0.80 a $2. La cual el Palido de Lavagna salia como buen "economista" con un tomate en la puerta del indec/k y su bondi atraz...
    Ojo pero coincido en lo que escribistes sobre el contrabando de autos y sobre lo del tren bala.
    Ah te dije que si me dejas sin dudas al respecto de los "NO", nos metemos a pelear el Nobel..seria un AL GORE, pero al reves, ya que tirarias por tierra o heard la relatividad del calentamiento global, el niño y la niña¡¡¡
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lo peor de todo es que, nuestros hermanos bolivianos, privilegian el envio de gas a nuestros hermanos brasileños, a pesar que pagamos el "mejor precio".
    Nosotros recibimos lo que les sobra, luego de cubrir las necesidades de Brasil.
    Y, si queremos más gas, hay que ponerse, instalando una planta de 450 millones de dolares.
    ¿No somos un poco "idealistas"?

    ResponderEliminar
  5. Detrás de toda esa cháchara revuelta se esconde un contrato poco transparente, por el cual Argentina se apuró a acordar un aumento muy importante en el precio del gas que compra a Bolivia sin haber obtenido a cambio ninguna ventaja clara -- p.ej: en términos de garantizarse la provisión del suministro.

    La explicación más factible que las "partes" más beneficiadas con el aumento no sean los estados nacionales ni Enarsa, ni YPFB.

    Solidaridad, precio justo, ganan todos -- mmm... no aclaren que oscurece.

    Rodrigo DR

    ResponderEliminar
  6. AIRES Y LA CALOR...

    Con los calores que no cesan los problemas energéticos argentinos van en aumento. El programa lanzado por la Nación de canje de lámparas incandescentes por las de bajo consumo requiere un tiempo que excede el de las urgencias de las restricciones y al alcance lo está limitando la velocidad con que se van incorporando equipos de aire acondicionado a la vida cotidiana. Los splits también socavan los beneficios del cambio de hora.

    Al momento de anunciar el adelantamiento de la hora el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, estimó que habría una baja en la demanda de 175 megavatios (MW). Por su lado, un estudio de Fundelec calcula que cada equipo nuevo de aire consume 1,2 KW y estima que las ventas alcanzarán el millón de nuevos aparatos (en Córdoba hay picos de 40 unidades por día). Si 60 por ciento se enciende al mismo tiempo, la demanda trepa a los 600 MW adicionales. Es decir, el cambio de hora no alcanza a cubrir más que 30 por ciento de ese total.

    Durante 2007, con un verano con menores temperaturas que el actual, la demanda de electricidad promedio fue de unos 16.900 MW, pero los picos en esta temporada pueden llegar a 19 mil MW, casi equivalentes a la cantidad de electricidad que se puede generar.

    La magnitud del consumo pone en evidencia lo reducido del ahorro generado por el canje de lamparitas (250 MV): menos de 10 por ciento del total para un operativo que conlleva un esfuerzo de logística significativo puesto que el personal de la distribuidoras pasa casa por casa para hacer el cambio. La pregunta que se hacen los especialistas es si, agotadas las unidades que se regalan, las familias gastarán entre 12 y 18 pesos en reponer cada una. Hay que recordar que se entregan a los segmentos de menor poder adquisitivo.

    Otro cálculo que pone a prueba la real utilidad del recambio es la equivalencia de consumo entre las lámparas y un split: 120 de 10 voltios representan lo mismo que un equipo encendido, 1,2 KW.


    Castigar el consumo

    Tomando en cuenta estos números, algunos expertos en energía sugieren que un camino para reducir el consumo de los aires sería desalentar su compra, por ejemplo, imponiéndole un gravamen como en su momento se realizó con los autos gasoleros. Fue durante el ’97, en el gobierno de Carlos Menem, y equivalía a una carga de 10 por ciento para los 0 km provocó un retroceso de casi 20 por ciento en las operaciones.

    El ex secretario de Energía Alejandro Apud plantea a LA MAÑANA que si no hay una “clara señal” de precios “difícilmente se logre reducir el uso de energía: “Para algunos sectores de la población la luz es un servicio muy barato, entonces no van a apagar el aire por solidaridad. La cultura también se genera a través de los precios”.
    Aclara que el gobierno tiene las herramientas necesarias para subsidiar las tarifas de quienes realmente no pueden pagar, “pero hay que ser selectivos y no usar los recursos a granel porque la situación no da para hacerlo”.

    http://www.lmcordoba.com.ar/2008/01/28/nota158413.html

    ResponderEliminar