martes, 21 de diciembre de 2010

La confusión progresista

Hace ya más de dos años, Hernán Iglesias Illa escribía este post en los Trabajos Prácticos sobre las similitudes entre el Partido Republicano y sus electores y el Partido Justicialista y sus ídem.

Como inspirados en ese post – y no sería nada raro que así fuera por los agradecimientos del artículo – ayer Rafael Di Tella y Juan Dubra publicaron este documento de trabajo en el sitio del NBER.

Parece que a los economistas nos cuesta entender el populismo porque nos encanta la política explicada desde la interacción de los grupos de presión, no tanto à la Mancur Olson sino más à la Gary Becker, que dice que los grupos de presión con intereses que sirven para aumentar el bienestar social tienden a ser más exitosos en sus propuestas, y por ende en la competencia electoral, que aquéllos que tienen intereses que lo disminuyen. Pero algunas características del populismo en realidad disminuyen el bienestar social y parte de la decadencia relativa del país se puede atribuir a esas características populistas, así que nos sorprende que sin embargo gane elecciones. ¿Son tontos los votantes o qué?

Como se resisten a creerlo, Di Tella y Dubra analizan primero el discurso de Perón en los '40-'50 al que califican como un discurso bastante de izquierda y luego estudian el sistema de creencias de los peronistas mirando los datos para los años '90 del World Values Survey. De esos datos usan una de las preguntas que sirven para situar a las personas en el espectro político, aquélla que indaga en si la gente cree que el origen de los ingresos se debe a la buena suerte o gracias al esfuerzo personal. Los izquierdistas solemos creer que tiene más influencia la suerte, sobre todo la que te tocó al nacer donde naciste.

En las respuestas a esa pregunta, observan que el votante peronista, aunque comparte el nivel socioeconómico del votante demócrata en EEUU, tiende a estar más a la derecha ideológicamente que el votante promedio argentino, de por sí bastante sesgado hacia la izquierda, y en eso se parece más al votante republicano en EEUU.

Pero lo que llama mucho la atención es cuán a la izquierda de los norteamericanos estamos los argentinos. Si la respuesta a esa pregunta (y a otras que se estudian en el artículo) fuera definitoria de la ideología de un pueblo, el gran drama de los argentinos es no haber conseguido desarrollar una sociedad como la sueca.

Pero posiblemente tenga que ver con alguna inconsistencia peronista y su capacidad de confundir a los jóvenes idealistas.

24 comentarios:

  1. Pensaba exactamente en lo mismo el otro día cuando descubrí que había una bandita de ridícula de libertarios de clase media alta y alta intentando importar el fenómeno de las tea parties a la Argentina:

    http://www.facebook.com/#!/home.php?sk=group_108443869222581

    “Acaso no se dan cuenta que el tea partismo existe en la Argentina y está representado por el peronismo?”

    Siempre pensé que el peronismo tenía en sus orígenes un componente inicial fascista y corporativista europeo, pero que con el desarrollo del movimiento, terminó pareciéndose mucho más al populismo demócrata yanqui agrario del sur (Huey Long y amigos). Con la transformación del partido demócrata a partir de los 50s esta gente comenzó a alejarse del partido primero (Dixiecrats) y luego a ingresar en el republicanismo. Hoy en día son la columna vertebral del movimiento de las Tea Parties.

    ResponderEliminar
  2. Mal y pronto, segun lo que posteas, se les cae a pedazos el argumento de la redistribucion.

    Mi experiencia, aunque obviamente sesgada y de tamanio minusculo, es diferente.
    Otra cosa, recien me fije en el articulo (bue, el extracto), y una cosa que me parece importante notar, es que se tomo la ideologia peronista en los 90s.

    En los 90s no me parece raro que el peronista promedio este un poco a la derecha del argentino promedio. No estoy convencido de que hoy en dia se de lo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Los autores dicen en el abstract que "given that these beliefs are non-standard (for economists)" sin aclarar que es non-standard para economistas norteamericanos, para mi tiene mucho sentido que no exista un mapa biunívoco entre peronismo y una etiqueta política de otro país con una cultura muy diferente.

    Saludos,

    martín

    ResponderEliminar
  4. Ana, buen post. Iba a decir, como Sisifo, que me parece que si se hiciera ahora el mismo análisis probablemente el votante "peronista" esté bastante más a la izquierda que durante los 90's. Eso habla también de cómo se va haciendo una metaformosis dentro de ese conglomerado peronista.

    Supongo que en otros votantes/partidos (lease UCR) no va a existir mucha varianza entre los 90's y ahora .

    Saludos,

    Rodrigo

    ResponderEliminar
  5. Es cierto que con datos de los '90 el peronismo debe dar un poco más a la derecha que ahora. Sin embargo, las últimas elecciones legislativas y las elecciones en capital federal muestran un poco lo mismo. El votante peronista clásico (con menores ingresos y menos educación que los votantes de otros partidos) votó a Macri y De Narváez.

    Martín, las preguntas del World Values Survey se hacen en muchísimos países y no son sólo para Argentina y EEUU. Más o menos el mismo cuestionario se usó en un estudio de Cieplan hace dos o tres años para caracterizar a la sociedad latinoamericana.

    Además de la pregunta sobre si los pobres son pobres porque son vagos o porque tienen mala suerte, algunas de las otras son sobre si los trabajadores en una empresa deben seguir instrucciones sin decir ni pío o si dependiendo el caso podrían cuestionarlas, si la sociedad se rige de acuerdo a los intereses de unos pocos o los intereses de todos, si en caso de escasez de puestos de trabajo hay que reservar los empleos para los hombres o para las mujeres, el grado de respeto a la autoridad, el darle importancia al dinero, la aceptación de hacer trampa para no pagar impuestos y si la competencia es buena o mala. En todos esos casos, el votante peronista se parece más al votante republicano que el votante de cualquier otro partido argentino, que en general da más de izquierda, más anarquista y menos conformista.

    ResponderEliminar
  6. A lo mejor, más que pensar en lo específico del peronismo sería más fértil pensar en lo específico del antiperonismo. Y ahí, me parece, la analogía es un poco más fuertona. La misma mezcla de odio, desprecio y miedo, condimentado con brutal ignorancia del progre liberal promedio sobre el peronismo, puede encontrarse en el democrata neoyorquino o californiano sobre el tea party...

    ResponderEliminar
  7. Guido, estás proyectando la forma argentina de interactuar en política, en que el odio, el desprecio y el miedo son integrales a la relación entre opositores. Argentina no es una comunidad nacional, por lo tanto para un argentino otro argentino que no piensa como el es un foráneo a su identidad, y ahi interviene el odio al 'otro', 'distinto', tema de otro post de Ana C. La clase de gente de la que estás hablando en USA no "odia" a los del tea party, o al menos no en la forma en que en Argentina peronistas y antiperonistas se odiaron hasta Menem, y han vuelto a odiarse con Kirchner. Porque siempre han tenido incorporado a su entendimiento el hecho de que existe una opinión de derecha/extrema derecha que puede ganar elecciones. No les gusta, pero no esperan que desaparezca de la faz de la tierra, que es lo que los peronistas querrían de los antis, y viceversa.

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto que el odio es parte de la cultura US, pero pasa por lo racial o lo religioso más que por lo político.

    ResponderEliminar
  9. Mas allá del tono adecuado al nombre del blog de mi comentario de la mañana, me parece que el plateo tiene al menos problemas conceptuales insalvables:

    1)El primero es propio de sistemas de "medición de valores" como el WVS. Presupone un isomorfismo entre representaciones, prácticas y discursos que es todas luces inexistentes, por lo que su utilidad es cuando menos dudosa. No alcanza con que uno proclame la igualdad de género para ubicarlo en un espectro político, además hay que ver si lava los platos. Y si lava los platos hay que ver si eso es resultado de una convicción o de una imposición social a la que se suma sin mucho entusiasmo.

    2)En tanto culturas políticas, ni los republicanos ni los peronistas son reducibles a un conjunto de rasgos tabulables ni pueden confundirse con un programa de gobierno. Un intento más o menos serio de entenderlos debería pensar que tipo de articulaciones políticas y sociales han ido expresando en diferentes etapas, distintos niveles de gobierno, etc.

    ResponderEliminar
  10. mas alla de las criticas metodologicas al paper (quien analizo los discursos de peron? como eligieron los que analizaron? es preciso igualar "peronista" a "votante de menem", sobre todo en el 95/97?) y sustantivas (por que importa mas la posicion relativa de republicanos y peronistas que sus numeros absolutos?), un comentario mas general (de una no-peronista, que suenha con un partido socialdemocrata que no va a aparecer en argentina)

    cuando el GOP tenga un ala izquierda, reconozca a los sindicatos como una de sus principales bases electorales, y aumente la participacion de los asalariados en el pBI, ahi si, los peronistas van a ser como los republicanos. O sea, viendo al partido republicano: nunca.

    ResponderEliminar
  11. gran comentario estudiante crónica, sobre todo por el cierre. además de analizar el discurso del partido y las creencias de los votantes, vamos a lo concreto: ¿a quién votan los pobres y qué partido redistribuyó a su favor? LA ÚNICA VERDAD ES LA REALIDAD

    ResponderEliminar
  12. Tienen razón los que critican el paper. No tengo el conocimiento para hacerle críticas metodológicas, pero las conclusiones parecen forzadas. Con respecto a que te sorprenda que el populismo gane elecciones en el país a pesar de la decadencia relativa que genera, el núcleo duro del voto populista son los desposeídos, que arrancan de un nivel de expectativas y posibilidades tan bajo que que se las defrauden no les cambia nada, y el discurso emocional del populismo les llega más que explicaciones a lo paper académico. Si ves la foto de los desposeídos del 45 el 17 de Octubre http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:17deoctubre-enlafuente.jpg
    parece un cocktail party en la Sociedad Rural con respecto a vestuario y apariencia saludable en relación a los desposeídos hoy. Si siguen votando de la misma manera hay que buscar la explicación por el lado emocional más que por resultados.

    ResponderEliminar
  13. "...nos sorprende que sin embargo gane elecciones. ¿Son tontos los votantes o qué?"

    Todo un posicionamiento epistemológico para abordar la política! "Yo no entiendo que el votante piense distinto de mi, será tonto?".

    Genial, Ana, genial.

    ResponderEliminar
  14. A ver, supongamos que uno toma muestras representativas de las poblaciones de Alemania, Suecia, Italia, EEUU y Argentina y a cada muestra le pregunta "¿Te gusta más el rojo o el azul?", que además hace preguntas de tipo demográfico, como edad y sexo y otras de tipo político como a qué partido vota normalmente.

    ¿Ustedes dicen que no se puede concluir que a los italianos les gusta más el rojo que a los alemanes o a los yanquis, que a las mujeres jóvenes argentinas les gusta más el azul que a las mujeres viejas suecas y que a los peronistas les gusta más el azul que a los radicales?

    Entiendo que hay una especie de juicio de valor en atribuir a posiciones de derecha la opinión sobre que los pobres son pobres porque son vagos, o que los hombres tengan más derecho a trabajar que las mujeres, pero son juicios de valor que tiene bastante consenso en las comparaciones de ese tipo de cosas que se hacen a nivel internacional.

    Estudiante crónica, los sindicatos en Argentina no son demasiado de izquierda, eh.

    Primo Louis, peor es suponer que los votantes son perfectamente racionales. La gente no es ni tonta ni sabia del todo cuando vota.

    ResponderEliminar
  15. ana: Leiste mi comentario? nunca dije que los sindicatos fueran "de izquierda". lo que dije fue que el peronismo tiene un sector de izquierda, y ademas, tiene apoyo electoral de los sindicatos. Ninguna de esas DOS cosas pasa con el GOP. Ahora, si los sindicatos argentinos son de izquierda o de derecha es otra discusion.

    ResponderEliminar
  16. si los italianos no se visten de rojo ni tienen autos rojos, no, no se puede concluir que les guste más el rojo. se puede concluir que dicen que les gusta más el rojo.

    ana, no puedo creer que pienses que es peor suponer que son racionales que suponer que son tontos.

    ResponderEliminar
  17. No creo que los mismos encuestados en los 90 hoy tengan hacia el mismo cuestionario posturas calificadas más de "izquierda". Lo que si puede haber cambiado es el espectro que hoy se autodefine como peronista.

    ResponderEliminar
  18. mariano t, el problema del paper es que la pregunta no era "usted se considera peronista, radical, frepasista, cavallista, o de otro partido?" sino "a quien va avotar". el nationaal election study de US separa las dos cosas: identificacion partidaria/ intencion de voto. Lo estan haciendo asi desde hace varias decadas. Lo hacen porque les sobra tiempo para preguntar de mas?
    a lo sumo, la conclusion del paper podria ser " los votantes de menem entre 1995 y 1997 son parecidos a los republicanos" y ahi yo tendria menos criticas para hacerles.
    cuanto danho le hace el imperalismo economico a las ciencias sociales!

    ResponderEliminar
  19. De todos modos, lo que podemos definir como "masa popular" era votante y sostén de Menem en 1995 y 1997.La diferencia entre esa época y ésta es la posición de una parte de lo que se denomina "progresía".

    ResponderEliminar
  20. Glenn Beck = Luis D'Elía?
    Fox News = Medios estatales y paraestatales?
    "Liberal media" = "Corpo mediática"?
    Jimmy Hoffa = Hugo Moyano?

    Cierto es que el peronismo es relativamente hostil a los ideales liberales y/o progresistas. Por algo el justicialismo participa de la Internacional Demócrata Cristiana y no de la Internacional Socialista o Liberal.

    ResponderEliminar
  21. Una encuesta de opinión mide respuestas en un momento y un lugar particular, ni mas ni menos que eso. No mide como las personas actúan, ni mucho menos como piensan.

    Pero hay más: las preguntas están mal planteadas. Yo, por ejemplo, estoy de acuerdo en que el status de una persona tiene que ver con la suerte, pero también creo que el esfuerzo juega un rol indiscutible y demostrable. Con todas las preguntas del paper sucede algo parecido, porque son preguntas bastante zonzas.

    Es decir, se parte de estereotipos muy gruesos y en función de ellos se recurre a una manera dudosa de recolectar información empírica. Las categorías "izquierda" y "derecha" no surgen de la investigación empírica, son supuestos muy gruesos de sentido común implícitos en el diseño del estudio.

    En general, si lo que se quiere es saber que piensa determinado grupo de gente se hace el camino opuesto.

    Perdoname que dude del consenso que puedan tener estudios de este tipo a nivel internacional. No creo que nadie (salvo quizás economistas, que poco entienden del asunto) medianamente serio se los tome en serio.

    Por cierto, el paper en el tema del WVS, tiene otras cosas. Lo mas gracioso es la sorpresa de los autores ante el hecho de que los discursos políticos (!)de Perón presenten interpretaciones en lugar de datos. Otra cosa que llama la atención es la soltura con la que sostienen que siendo los votantes peronistas menos educados sus ideas deben ser más constantes en el tiempo(?).

    ResponderEliminar
  22. Quise decir:

    Por cierto, ADEMÁS del tema del WVS, el paper tiene otras cosas. Lo mas gracioso es la sorpresa de los autores ante el hecho de que los discursos políticos (!)de Perón presenten interpretaciones en lugar de datos. Otra cosa que llama la atención es la soltura con la que sostienen que siendo los votantes peronistas menos educados sus ideas deben ser más constantes en el tiempo(?).

    ResponderEliminar
  23. Ana, si querías saber que sociológicamente los votantes peronistas y los votantes republicanos no tienen nada que ver, podías ver este post publicado al día siguiente del post de Hernanii: http://elcriadordegorilas.blogspot.com/2008/09/en-otro-blog-hablaban-de-m.html.

    En cuanto al paper, toman un momento bastante particular del electorado, no? Si hubieran tomado un momento anterior (como la elección de 1989), verían que el PJ era el partido con electorado más "estatista" y menos "privatista" (los datos son de un paper de Gervasoni que está online), lo contrario que los votantes republicanos. Sospecho que en elecciones más recientes ocurre lo propio. Por ejemplo, me metí en la World Values Survey más reciente (2005-2008), y los votantes peronistas aparecen a la izquierda de los radicales, aristas y lavagnistas ante una pregunta como "la sociedad debería ser más igualitaria?".

    ResponderEliminar
  24. El post de Hernán Iglesias está escrito en serio?
    Naaaa

    ResponderEliminar