domingo, 21 de octubre de 2007

Zloto se suma al ajuste II

Marcelo Zlotogwiazda ya hizo una muestra de criterio, independencia y buena economía. Ahora agrega otra cuando analiza las medidas recientes para abaratar el crédito y aumentar el financiamiento.

Correctamente, MZ señala que las tasas de interés son altas:

"(...) se observa que lo que cobran los bancos por las líneas al consumo ya era caro y encima ha subido un poco desde la crisis internacional desatada por la explosión de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos: la tasa de interés promedio para créditos personales fue del 26,1 por ciento en setiembre, y del 27,5 por ciento para las tarjetas. Es decir, unos 10 puntos por encima de la inflación verdadera."

Tal vez, agregaría yo, demasiado altas para las tasas de irregularidad de cartera que se observan hoy, que son muy bajas.

E inmediatamente MZ apunta que:

"No obstante, las líneas destinadas al consumo son las que más han crecido en volumen en los últimos doce meses: 67 por ciento los préstamos personales y 47 por ciento el financiamiento con tarjetas" (...) Para empezar, dos de los tres puntos del acuerdo con los bancos tienen por objetivo abaratar y por ende promover los préstamos personales y el crédito con tarjeta, que como se vio no necesitan de ese estímulo para crecer a un ritmo muy intenso. Por otra parte, en una coyuntura de tensión inflacionaria como la actual cabe poner en duda la conveniencia de impulsar todavía más el consumo, que no es precisamente el de los sectores más postergados sino de personas del sector formal que ya están bancarizadas."

"De todas maneras, los que conocen bien el tema señalan que la barrera al acceso al crédito por parte de las pymes no está en el nivel de la tasa de interés, sino que viene dada por la falta de predisposición de la banca privada, que en general se vuelca preferentemente a otras líneas más rentables, por la ineficacia de la banca pública, por la resistencia al endeudamiento por parte de los empresarios, y por la informalidad de muchas firmas, que les anula cualquier aspiración.

Para revertir el descrédito para inversión que sufre la economía se requiere de un Estado mucho más activo, ya sea mejorando la performance de la banca pública, ampliando las líneas de financiamiento promocionales, o a través de nuevas instituciones como el Banco del Sur.

En función de ese objetivo, las medidas del miércoles pasado sirven incluso menos que las del miércoles anterior para bajar los precios."


Tengo mis objeciones. No tanto acerca de lo que debe hacer la banca pública pero sí acerca de lo que puede hacer.

Pero no es lo que me importa. MZ señala lo que todo economista razonable entiende: sí las medidas anunciadas van más allá del corte electoralista y tienen algún impacto sustantivo en expandir aún más el crédito, sólo le estaremos echando más nafta al fuego.

Repitan conmigo: en los últimos 12 meses el crédito personal aumentó más del 60%, con la demanda agregada creciendo a más de 9.5% y la inflación entre 15% y 20%. ¿Hace falta más? Hasta los chinos, en una situación análoga pero con un tercio de nuestra inflación, están tratando de frenar la economía.

5 comentarios:

  1. La relación entre superavit e inflación (ni hablemos de los gemelos) me parece que es mas esquiva que lo que normalmente se plantea.

    No es dificil considerar tal resultado endogenamente determinado en una economia donde la inflación comienza a producir estragos. En tal caso la relación comentada al principio deberia admitir mayor complejidad y en tal caso no estaría tan tranquilo.

    Saludos

    HarryElSucio

    ResponderEliminar
  2. La columna de Zloto está bárbara (en el buen sentido), qué efecto distribucionista tienen las últimas medidas que buscan abaratar el crédito al consumo? ninguna, sólo electoral, de corto plazo y, si llega a funcionar que tengo mis dudas, alentando la inflación.

    Por otro lado, es muy bueno el análisis de Zloto en relación a los problemas de las PYMES para acceder al crédito. Una radiografía de lo nacional (y popular).

    Como dice Miguel, cualquier economista se daría cuenta que las medidas de aliento al consumo son inflacionarias. La pregunta es, me parece, por qué las toma el gobierno? en mi opinión es para mantener la economía a buen ritmo porque es lo único que, si seguimos así, la va a sostener...un poco más.

    ResponderEliminar
  3. o sea que Pagina 12 ya no es mas Pagina K?

    ResponderEliminar
  4. sería bueno que alguien entienda que luego de los 60s la idea de inflación por exceso de demanda no tiene ningún sustento teórico...

    ResponderEliminar