viernes, 25 de septiembre de 2009

La perrada del IPC... en el Chile de la dictadura

La historia (lavada, técnica) se cuenta en un ensayo publicado en noviembre de 1980 escrito por René Cortázar y Jorge Marshall (en plena dictadura). Allí, los economistas del CIEPLAN escribieron:


Los autores recalculan el IPC en base a la información primaria (parece que los milicos no la destruían) y estiman un IPC-Corregido:

Y, entonces, los salarios reales quedan así:



Según los autores, el objetivo fue reducir los ajustes salariales que se fijaban a la inflación pasada.

El modelo chileno... pero el de la dictadura.

5 comentarios:

  1. Esta objeción, ya algo antigua, a los disparates cometidos en el INDEC pega a dos kilómetros del blanco. Sería pertinente si los salarios hubieran estado en algún momento desde enero de 2007 hasta ahora vinculados a un sistema de indexación por el IPC. No es el caso. Los salarios, al contrario de épocas anteriores, se fijan desde 2003 en negociaciones paritarias y es fácil comprobar que en ningún caso los aumentos tomaron como referencia al IPC. El SMVM, que se fija por decreto, ha tenido periódicos aumentos que tampoco parecen tener dicha referencia.
    La manipulación del índice de precios puede objetarse por distintos motivos. Pero no porque haya influido en aumentos salariales inferiores.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Andrés:

    ¿Dónde escribí INDEC en toda la entrada? El chileno es sólo es otro ejemplo de manipulación del IPC y allí termina la moraleja.

    Afortunadamente, estamos en democracia y hay paritarias. Y no en una dictadura donde no las hay. Por otra parte, a diferencia de Chile (y porque es una democracia), aquí la manipulación saltó a poco de andar.

    Históricamente la negociación salarial en la Argentina se hizo mirando la inflación pasada. Conocés, como yo, la teoría de la inflación inercial y los estudios acerca de la formación de salarios industriales, etc.

    Pero claro que no ocurrió a la salida de la crisis 2001-2002. ¿Cómo iba a ocurrir con la fuertísima caída en el salario real que empezó a recompenerse en 2003 en el contexto de una inflación muy baja y una enorme tasa de ganancia (ayudada por la pesificación indiscriminada)?

    ResponderEliminar
  3. Entré como un caballo. Me hiciste reír cuando me lo señalaste.
    Lo que pasa es que tengo años de discutir dos argumentos "de izquierda", uno en contra y otro a favor, y ya la respuesta me salta automática.
    El primero, obviamente, es el de quienes, envueltos en una bandera roja, desde enero de 2007 atribuyen lo del INDEC a la intención de reducir los salarios.
    El otro, también obviamente, es el de quienes, envueltos en la celeste y blanca, pretenden convencerme de que lo del INDEC es una maniobra genial para cagar a los bonistas.
    Uno lo ha discutido tantas veces, con unos o con otros, que ya tiene el gatillo demasiado sensible.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ud. perdonará que siga con lo mismo de siempre, pero con todo el respecto por la persona que cumplirá con la requisitoria formal del curso en cuestión, uno esperaba que el (tan) mentado efecto sustitución no sea tal. Pero bue, deberíamos haberle ido a pagar a Redrado.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Genérico:

    ¿? Por lo que se, no hay otra persona sino la que firmó el pagaré en cuestión :)

    ResponderEliminar