domingo, 4 de julio de 2010

Biblioteca

4 comentarios:

  1. Borges decía que una de las diferencias entre nosotros y los europeos es que para ellos el Universo es un Orden, mientras que para nosotros es un Caos. Debe ser por eso que los argentinos descreemos o desconfiamos de todo método, disciplina, ley (humana o de la naturaleza). Pensamos, en el mejor de los casos, que los que se sujetan a esas nociones están equivocados. Pero en general tendemos a creer que se trata de una secreta conspiración para excluirnos, para someternos, para impedirnos desplegar las alas y ser, posiblemente, mejores que ellos, como lo merecemos.
    Físicamente no me imagino cómo todos los sectores de una cancha pueden estar todo el tiempo llenos de alemanes sin que éstos corran todo el tiempo y a toda velocidad, ni cómo lograrlo sin entrenamiento previo. Pero Signorini en cambio estará pensando que no, que si tuvieron pilas es más por no "haberse lesionado" entrenando, o en realidad que el resultado nunca ocurrió, que fue una conspiración de los países centrales à la Galeano...
    Y así como en el fútbol, donde el entrenar, el pensar, el estudiarse a uno y al rival y planear el partido, en una palabra, el someterse a leyes y disciplinas es resignarse a ser un tercermundista explotado y por ende hay que hacer todo lo contrario de lo que hacen "ellos", así en el resto de las cosas, por ejemplo las que se suelen discutir en este blog.

    ResponderEliminar
  2. Parece Jack Nicholson con un par de kilos menos.

    Marcelo, el tipo es muy posiblemente un vendehumo que entrena a los jugadores como cualquier otro preparador pero pretende diferenciar el servicio ofrecido mediante citas a Fidel Castro o Bertrand Rusell.

    ResponderEliminar
  3. Segun escuche, Carlitos Tevez contrato un preparador fisico especialmente para el, por entender que este vendehumo no preparaba correctamente a la seleccion.

    Que raro que haya sido el unico jugaro con aire para jugar y correr los 90 minutos...

    ResponderEliminar
  4. Ah, leen "Las venas abiertas de Am. Latina", con razón ese victimismo patético incapaz de ver los errores e incapacidades propias.
    je.

    ResponderEliminar