lunes, 27 de noviembre de 2006

Lo de afuera ayuda... pero no tanto


El gráfico lo tomé de una presentación de José Luis Machinea. Es una simulación: ¿cuál sería el balance comercial si a las cantidades exportadas e importadas durante 2005 se las valuara a los términos de intercambio de los años 90?

Primera observación: la cuenta comercial de Argentina pasaría de un superávit de más de 4% del PBI a un superávit de poco más de 2% del PBI. Nada dramático ¿no? Es decir, lo de afuera no ayuda tanto. Lo mismo para Brasil o Perú.

Y miren Chile y Venezuela. El superávit comercial de Chile, parecido al de Argentina, revertiría a un déficit comercial de más de 8% del PBI. En el caso de Venezuela, los casi 20% de superávit comercial se convertirían en 4% de déficit. Es decir, todo el superávit - y más - lo explican el petróleo y el cobre respectivamente.

OK, es un análisis de equilibrio parcial pero paremos el verso por favor.

3 comentarios:

  1. Buena data, muchas gracias. A los centroamericanos la ecuación parece haberles complicado la vida. Por otro lado, también Colombia, supuesta potencia semi industrial, se benefició mucho con los commodities... Chile estaría definitivamente en el horno, si no fuera porque el viento a favor aparentemente va a durar un rato largo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Miguelito, con esto se termina la farsa del "viento de cola" que los ultraortodoxos anti-k sostienen como única razón del poker de ases argentino. (que ayuda obvio, pero no es la única razón).
    Y no dicen nada del "modelo exitoso a seguir" chileno, que si se "sacó la lotería" con los actuales términos de intercambio.

    ResponderEliminar
  3. De todas maneras esto no toma en cuenta un efecto sustitución, a mejores precios produzco y exporta más. Igual es muy bueno el punto.

    ResponderEliminar