sábado, 27 de marzo de 2010

Timerman

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. me cago che, lo escuché a timmerman, y me pareció que habló re bien.

    luego leo la nota de clarín. y ya no le creo tanto.

    Lo de culparlo de golpista y de antisemita a clarín es un poco exagerado.
    y lo de los hijos es un mambo terrible.

    pero si le admiro a Timmerman la estoicidad y frontalidad con que se toma su apoyo al golpe.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo y hasta les tengo simpatía por el hecho de que a los hermanos Timerman les debe complicar mucho la figura de su padre, instigador del golpe del 1976 y luego su víctima. El hermano de Jacobo avaló plenamente la excelente biografía de Graciela Mochkofsky que muestra a un hombre muy complejo, en tiempos muy complejos de la Argentina. Los hijos no. Héctor me parece el que lo encaró de la forma más chanta, desesperado desde el vamos por encaramarse al poder con los K. Cuando los K anduvieron ofreciendo el consulado en NY a varios periodistas que querían arrimar, otros lo rechazaron, aunque fuese tentador, por verguenza. Héctor no. Dejó el programa de TV de Mariano Grondona y entusiastamente se puso a organizarle los viajes de shopping a la Primera Dama Cristina K y a hacer todo lo posible por serrucharle el piso al embajador argentino en Washington. Hasta ahora le salió bien.

    ResponderEliminar