viernes, 23 de marzo de 2007

Anoten



Tanto tiempo de penar por la presencia de Gago y la ausencia de Battaglia llegaron a su fin.

Ayer, Ever Banegas jugó su 5º partido en la primera de Boca y la des-co-sió. No solamente recuperó varias decenas de pelotas sino que distribuyó juego en forma casi perfecta. Y, sin la pelota (hasta me perdí un gol por seguirlo), tuvo un posicionamiento impecable.

Anoten: de este pibe va a hablar todo el mundo.

6 comentarios:

  1. Olivera lo de Gago ya creo que es personal entre vos y el pibe, y de Battaglia, vos decías que era insustituíble, junto al Pocho.
    Saludos a Belforte.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que es personal. Es un mediocampista entre bueno y correcto que lo elevaron a la categoría de gran jugador simplemente porque el Diego, Es-un-buen-momento Niembro y otros iban prendidos.

    Ahora, el Presidente del Real Madrid va a tener que explicar porque teniendo un preacuerdo para comprar a Gago en 5 millones lo pagó más de 20. Y Macri tendrá que explicar porque a Boca sólo entraron 17.

    Battaglia es un muy buen número 5 que no tenía reemplazo en Boca para jugar con doble 5 pero que, desafortunadamente, se rompe muy a menudo.

    Me encantaría que Ruso pruebe con un mediocampo: Battaglia - Banega - Ledesma - Cardoso con Román de media punta y Palermo bien arriba. Digamos un 4 - 4 - 1 - 1. Le rompemo el culo a todos, le rompemo.

    El pibe Banega, me parece, va a estar a la altura de Battaglia, Somoza, Mascherano, por lo menos.

    Pero es un pronóstico, que va hacer.

    Y en cuanto a que el Pocho era insustituíble... volvió Román, que querés que te diga. El Pocho fue clave en Boca pero... volvió Román. Acá tengo que darle la razón a Macri cuando dijo: "Estábamos buscando un enganche y trajimos EL enganche". Volvió Román. Está todo dicho.

    ResponderEliminar
  3. Por sí no quedó claro: soy fanático, pero fanático, de Riquelme. Que con el pecho frío, sin sacarse el pijama, arrastró la marca de tres jugadores hizo la de Ronaldinho en la propaganda de Nike: la pasó mirando para otro lado... excepto que la del morocho del Barza fue armado para la TV y la de Román fue simplemente de grande que es.
    (igual, el de Mauro fue un golazo aún sin el pase de Román pero, con ese pase, fue la gloria).

    ResponderEliminar
  4. Y todavía (o recién) tiene veintiocho años, la mejor edad de un jugador de fútbol, según me han dicho.

    ResponderEliminar
  5. olivera, sobregirás Riquelmes, como lo de Gago, es personal.
    Mirá que darle equivalencia al pase de Román frente al gol de Boselli !!. Parecés La Volpe.

    ResponderEliminar
  6. Podría recurrir a la falacia de autoridad y decir que Es-un-buen-momento Niembro coincide conmigo en el relato pero ¿por qué citar a quién uno no respeta?

    Y sí, sólo reclamo (algo y no mucho) de objetividad en mis apreciaciones económicas.

    Y sí, creo que Román es un grande entre los grandes, lugar que reservo para los que están un escalón por debajo de Diego como Francescoli, Caniggia o Verón, por citar a los que vi jugar más seguido.

    ResponderEliminar