miércoles, 21 de octubre de 2009

Descarriló Carrió

... y mal.

13 comentarios:

  1. ya es demasiado. no genera violencia tanta mentira? estan pidiendo a gritos que los caguen a golpes pero... unas sequitas mediante los mando a tomar por culo. un dia me van a agarrar mal trasado y no se.

    ResponderEliminar
  2. Mejor Javier Romero: "Descarriolamiento"...

    Lo parafraseo...

    ResponderEliminar
  3. Desde ahora, hace mucho, siempre esta generando violencia, despues cuando alguien le pegue un puñetazo se va a victmizar, ojala que a nadie se le ocurra, pero es evidente que está buscando eso.

    ResponderEliminar
  4. No tanto...

    http://3.bp.blogspot.com/_eZ15uVq_F5o/St9tu_UCqtI/AAAAAAAAFQU/iUBjoudXOsw/s1600-h/tumbera-seprin.jpg

    ResponderEliminar
  5. Independientemente de Carrió, la jujeña Milagros Sala maneja o no grupos armados?

    ResponderEliminar
  6. armados o no......., nose, si lo dice, creo que le creo.

    pero vos quién crees que mandó a que lo golpeen a morales en jujuy y que lo escrachen en capital.. ¿fue una idea que espontáneamente surgió de la cabeza de un grupo de gente?? ¿¿ acaso morales les hacía algo?

    me parece q la mina siempre exagera un poco, y tal vez no se sabe explicar; pero que tiene la posta de lo que le pasa al país, tiene la posta.

    ResponderEliminar
  7. Por lo que se, y no lo justifico de ninguna manera, iban armado de huevos (de los que ponen las gallinas me refiero, ya que cuando muchos agreden a uno no hay huevos realmente).

    Creo que alguna transformación, que entiendo poco, ocurrió (y ocurre) con la institucionalización de los (antes) grupos piqueteros. Sin embargo, no tengo evidencia de que haya armas. Durante años trabajé muy cerca de la Plaza, sobre Avda de Mayo, y frecuentemente observé manifestaciones piqueteras. Nunca vi nada que no fueran los conocidos palos/capuchas, que no me agradan claro, pero a los que no definiría como grupos armados.

    ResponderEliminar
  8. Lo bueno de Carrió es que suele dar fechas, aunque sea muy específica con el qué y solo de una idea. Así, la mayoría de sus profesías apocalípticas son verificables. Es cosa de hacer laburo de archivo.

    ResponderEliminar
  9. Pero la clave es, me parece, lo que usted llama institucionalización, Olivera: si un gobierno, en lugar de mantener a raya, apoya a grupos de choque (aunque sea indirectamente mediante programas de construcción de viviendas, que puede ser muy loable), cruzamos la línea de la democracia y los ddhh, que es parte de lo que denuncia Carrió, acaso acertadamente. La otra parte es la estrambótica acusación de que se trata de un plan deliberado del gobierno para sembrar el caos, "con fines inconfesables" (???). El otro problema es que a Carrió hace rato dejó de importarle todo lo que no encaje en su estrecho esquema de republicanismo, y entonces está siempre a un paso de contribuir a la estigmatización de los pobres, en particular de los pobres que protestan, tan poco republicanos ellos...
    Igual, el 11 de diciembre, con nuevo congreso (y si Cristina convoca a sesiones extraordinarias), seguro tendremos ingreso ciudadano universal, eliminación de excenciones impositivas, libertad sindical, nueva ley de medios, aumento de los presupuestos de salud y educación, y todo eliminando retenciones. ¿O no?

    ResponderEliminar
  10. yo entiendo que Carrió piensa que es Inconfesable decirle al pueblo , (a veces no hay más ciego que el q no quiere ver) que hemos recuperado la democracia sin embargo el poder está dominado por un establishment al cual la corrupción le parece bien, y que prefiere seguir liderando este país en la pobreza antes que cambiar. Entonces, a ese establishment tal vez no le venga mal que haya lío y bronca y que caiga en el poder un cobos o un de narvaez o un algo apadrinado por duhalde; para que todos los que bailaron al ritmo del egoismo y la corrupción puedan seguir bailando, y nadie les pida dar la cara, responsabilizarse o hacerse aún lado.

    Entonces Carrió quiere representar la otra opción, una incorruptible, idónea (capacitada) y capaz. Republicana, y paciente. Solidaria, pero firme contra la mafia y el robo. De izquierda y de derecha, pero moral.

    Entonces, señores, no quiere decir que el desequilibrio social es bueno para los que manejan a las masas como ganado, o los que ya están en el baile y están esperando que les toque el turno a ellos de manosear a la bella mujer (la Argentina), para después dejarla tirada (acá podríamos agregar alguna maradoniada).

    Encima, si dijese todo eso, no se que pasase. Pero se que hay mucha gente que hasta se ilusionaría con el golpe de estado, o con la desestabilización, pidiendo un cambio. Y volverían a poner a los mismos de siempre. Ay, pueblo mío!

    ResponderEliminar
  11. Los que están buscando grupos organizados y financiados desde el poder político que ejercen la violencia brutal están orinando lejos del recipiente. Busquen donde ese grupo existe y actúa: se llama UCEP y depende del Ministerio de Espacio Público del gobierno de Macri.
    Franco: ¿usted tiene a Seprin como fuente de confianza? Gracias por aclararlo; es bueno saber con quien se está tratando.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. por qué? el que descarriló es anibal fernandez, NK, y demás troupe de violentos inconfesables

    ResponderEliminar
  13. La tentación hegemónica, aunque autoritaria, no es necesariamente violenta. En los alrededores puede crecer, es cierto. Sin embargo, no creo que sea el caso en la enorme mayoría de los movimientos sociales en serio. No hablo de Quebracho, claro, que es una organización política.

    La política comunicacional de asustar con el "ejército piquetero" (ocasionalmente fogoneada por algunos pocos líderes piqueteros en una estrategia que no entiendo) es repugnante por muchas razones que, me parece, a esta altura merecen un post.

    ResponderEliminar