lunes, 4 de enero de 2010

La conjura de los necios

Mientras Zaiat se rinde al pensamiento fácil (que no es pensamiento, claro) y hace trizás (un poco más) el legado del mejor periodista económico argentino, Ulschmidt se despacha con una entrada interesante que sugiere, muestra, que el campo es, esta vez, un chivo expiatorio, uno más. Y que, claro, décadas de incompetencia no se dan vuelta así que las barbas en remojo.

Y no, no puede echársele la culpa al kirchnerismo por décadas de fracaso en el diseño y ejecución de la infraestructura pública. Simplemente reconocer que no supera en nada a mediocridad general de nuestros gobiernos.

1 comentario:

  1. Olivera:
    Como dije en alguna otra columna, estoy de acuerdo con la mayoría de sus posts. También con éste, en su segundo párrafo.
    Pero creo que afirmar que "el campo es un chivo ezpiatorio" en este caso, es una exageración que desvaloriza al post. Para ser preciso, es cierto que hay responsabilidad del Estado y la declaración de Scioli es berreta. Pero hay un efecto agravante de los canales de desagüe que se han hecho en terrenos antes inundables - que el Estado debería haber controlado, por supuesto - y minimizar ese efecto no ayuda a un debate inteligente.

    Le sugiero que hable con cualquier vecino de Areco y le dirán el nombre y apellido de alguien que hizo un canal importante para sembrar en un campo de tres mil hectáreas. También le darán referencias de la madre.
    Saludos y feliz año

    ResponderEliminar