domingo, 18 de febrero de 2007

La buena divulgación económica paga

Uno de mis reclamos reiterados a mis colegas economistas que escriben bien es que hagan más divulgación económica, que es un asunto muy serio para dejarlo en manos de los periodistas económicos. La respuesta que siempre recibo es ¿y quién me lo paga? Mi argumento siempre lo pone como un deber cívico pero la verdad es que creo que hay espacio para ganar unos mangos escribiendo buena economía para el gran público. Galbraith, Friedman o Krugman fueron siempre mis ejemplos favoritos. Y ahora me llama la atención el caso de Steven Levitt con Freakonomics (recomendado por Pancho) que está hace 92 semanas en la lista de los libros más vendido del NYT.

6 comentarios:

  1. Supongo que no a todo el mundo le paga igual ¿No?

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto Anita, por supuesto. Lamento que te hayas perdido hoy la Bombonera. Fue una fiesta... al menos hasta que el equipo empezó a jugar.

    ResponderEliminar
  3. Estimado olivera, creo que los blogs estan supliendo de alguna manera la falta de divulgacion economica como utd menciona. La economia no es para todos, el problema es que todos piensan que la entienden porque leen el diario un par de veces por semana. La culpa la tienen los medios de comunicacion, que han llevado a titular las secciones de sus diarios como politica, economia, etc.. entonces todos sabemos de politica, en la cual soy un terrible opinologo, y todos tambien creen saber economia... aunque la politica se puede encarar por la economia, pero ese es otro tema

    ResponderEliminar
  4. Y la economía se puede encarar por la política, Albertini. O ahora solo los economistas tienen derecho a opinar de todo?

    Uso el google de mi vieja porque soy un anticuado con yahoo.
    Ariel.

    ResponderEliminar
  5. Yo toco de oído por completo en economía, así que no me meto en la discusión.
    Pero el libro de Levitt y Dubner es muy flojo. Para muestra nomás, la manera en que aplica la teoría económica a la baja de la criminalidad en Estados Unidos es netamente falaz y anticientífica: ante la ausencia de pruebas de una relación contraria, se supone que muchas mujeres cuyos hijos serían futuros criminales tuvieron la prudencia de abortar.
    Me gusta mucho el blog; cumple con la premisa de divulgar, espero que la falta de estímulo monetario no lo haga sucumbir.

    ResponderEliminar
  6. pmg
    Gracias por tu comentario.
    Podés ver un blog crítico de Levitt en: http://www.isteve.com/abortion.htm
    Levitt responde a sus críticos en:
    http://www.freakonomics.com/blog/2005/12/05/back-to-the-drawing-board-for-our-latest-criticsand-also-the-wall-street-journal-and-oops-the-economist/
    Finalmente, para una crítica muy irónica de todo el libro de Levitt, podés ver:
    arielrubinstein.tau.ac.il/papers/freak.pdf

    ResponderEliminar