jueves, 8 de abril de 2010

678 en formato blogueril y la causa Noble

Muy interesante entrada de Gargarella que vale la pena contar en extenso. Según Adrián Ventura, en La Nación:
"las Abuelas de Plaza de Mayo intentaron convertir una audiencia que convocó la Cámara de Casación Penal para discutir temas técnicos de la causa de los hijos de Ernestina Herrera de Noble en un alegato para deslegitimar al diario Clarín y a su directora."
Sin embargo, Leonardo Filippini, presente en la audiencia, cuenta lo siguiente:
"Estuve presente en esa audiencia a la que se refiere el colega y me resulta difícil compartir su descripción.

El abogado de Abuelas hizo un alegato perfectamente jurídico. Cuestionó que la apelación que sirvió de antecedente al recurso de casación no había sido interpuesta de acuerdo a las formalidades de ley. Hizo un análisis minucioso de la ley procesal aplicable, desde su perspectiva, y fundó sus conclusiones con menciones concretas a los actos procesales del caso. También dio sus razones por las cuales entendía que este planteo no era subsidiario de una mirada puramente formalista de la ley, sino que se vinculaba con el hecho concreto de que dos de los abogados del caso habrían representado alternativamente intereses potencialmente contrapuestos de la persona imputada y de las presuntas víctimas del hecho investigado. Agregó que la Casación tiene reiterada jurisprudencia acerca de la posibilidad de revisar la admisibilidad de un recurso incluso luego de la audiencia y por ello pidió el rechazo del planteo.

También habló sobre el fondo del asunto. Señaló que los casos de la Corte que había citado el recurrente no eran de aplicación pues, en este caso, no habría existido compulsión sobre las personas cuyas muestras se obtuvieron. Defendió que las medidas ordenadas en febrero de este año eran compatibles con la jurisprudencia del máximo tribunal e indicó cuáles habían sido las modificaciones legislativas relevantes en relación con las medidas ordenadas. Asimismo, relativizó la existencia de un derecho a no conocer la identidad y citó en apoyo de ello el considerando 14º del voto de Petracchi en Prieto II. Agregó que el propio fallo de la Casación en el caso había habilitado al juez de instrucción a dirigir la investigación del modo en que lo había hecho y a ello sumó su interpretación sobre el fallo de la Corte en este mismo caso, en 2007.

Finalmente, el abogado hizo menciones a un informe incorporado a la causa sobre la preservación del material y a la oportunidad y forma debidas para cuestionar al Banco Nacional de Datos Genéticos como perito.

No puedo reflejar todo lo que ocurrió, ni pretendo ser el dueño de la mejor reconstrucción posible de la discusión. Pero reviso mis notas varias veces, hago memoria, y no encuentro nada que se parezca a la descripción de Ventura en esa audiencia. Al contrario, creo que todos los abogados dejaron sentadas sus distintas posiciones con claridad y respeto y que la representación de Abuelas no fue la excepción.

La discusión pública, más amplia, y la interpretación política de los hechos y los dichos, por supuesto, transita otros carriles, tal vez idénticos a los que recorre Adrian Ventura en su nota."
 ¡Durísimo!

6 comentarios:

  1. Muy buen post, y felicitaciones por el cambio del formato, es mucho más agradable a la vista.

    ResponderEliminar
  2. Olivera, conozco muy poco ese caso, pero como usted lo menciona tal vez sepa indicarme la respuesta a mi gran duda al respecto: ¿De qué se acusa a los hijos de Ernestina Herrera de Noble?

    Ricardo Patricio Natalucci
    Escritor
    DNI 8.464.942
    ricardonatalucci@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. A los hijos no se los acusa de nada, mal que le pese a Barone que alguna vez los criticó por no tomar la iniciativa en la búsqueda de su identidad. A Ernestina Herrera de Noble se la acusa de sustracción de menores (de bebés, en este caso) y de otros delitos relacionados con aquel.

    ResponderEliminar
  4. Escribe lindo Orlando Barone, o mejor dicho tiene técnica, pero con cada cosa que me entero de él me decepciona más.

    ¿Y los que acusan a Ernestina Herrera de Noble tienen pruebas?;

    ¿Saben al menos quiénes son los padres a los cuales supuestamente se les han sustraído esos chicos?

    Ricardo Patricio Natalucci
    Escritor
    DNI 8.464.942
    ricardonatalucci@gmail.com

    ResponderEliminar
  5. Supongamos que se llegase a probar que EHdN haya sustraido a los dos menores, los hijos que son mayores de edad dejan de ser sus hijos? Pierden todo derecho sobre la herencia de la viuda de Noble?
    Natalucci, de la dudosa adopción de los hijos de Noble escucho hablar desde principios de los '90, cuando Carlos Menem intentó ir contra el grupo Clarín. Convengamos que el momento de la adopción y la forma (si no me equivoco a uno de ellos lo "encontró" tirado) llevan a la sospecha.
    La pluma de Jorge Asis da a entender que los hijos se los dieron a la viuda para que no se "meta" en la redacción del diario.

    ResponderEliminar
  6. Leo, realmente no entiendo que es lo que tiene que ver lo que usted dice con lo que estoy planteando.

    Ricardo Patricio Natalucci
    Escritor
    DNI 8.464.942
    ricardonatalucci@gmail.com

    ResponderEliminar