jueves, 8 de abril de 2010

Deconstructing Keynes... sex life

Un profesor de literatura inglesa, Zimroth, no tuvo mejor idea que pasar a la fama hurgando en los diarios de JMK. En principio, nada que no supiéramos: "Keynes was never a closeted homosexual" pero tampoco fue un exhibicionista... "although his colleagues at Bretton Woods in 1945 didn't always realise it, perhaps because at those conferences he was accompanied by the Russian ballerina Lydia Lopokova, his wife of twenty years".
Keynes fue obsesivo y llevaba cuentas y tablas de lo que hacía, nos recuerda Zimroth, incluyendo su vida sexual. Zimroth cuenta la cantidad de parejas que JMK llegó a tener (8, en un año, la mitad ocasional, especula Zimroth). Y los años de "hambruna" entre los 20 y los 23 años. Aunque el primer diario de keynesianismo activo es más explícito, el segundo está codificado y lleva a Zimroth a un montón de especulaciones: la "A" de ass ¿significa que daba o recibía? La "W" de wanking pero ¿tan espaciada? duda Zimroth.

Lo único realmente interesante sería sí hubiera alguna correlación entre el Keynes sexualmente activo y el Keynes intelectualmente activo (la McCloskey, por caso, pasó de ser un gran epistemológo apologético del estado de la economía - cuando Donald - a ser una gran epistemóloga híper crítica de la economía luego de cortarse el pito). Al respecto, todo lo que dice Zimroth es: 
What we do know is that, in the years Keynes was lecturing on economics at Cambridge, writing "Indian Currency and Finance", working on the book that later became "A Treatise on Probability", advising the Treasury in the run-up to the first world war, and (all this according to Robert Skidelsky, Keynes' principal biographer) speculating enthusiastically in the stock market, he had much more than a so-called life. You might say that Keynes was at least as invested in the sex market as the stock market.
 Not much... 

2 comentarios:

  1. ya que andás obsesionado con deirdre

    hipótesis:
    el frío de su alma en la etapa donald mccluskey
    era porque
    tiritaba con las bolas al viento
    y el frío del mar

    ResponderEliminar
  2. oh boy, como lei hace poco:

    "The advent of the word processor has reduced the cost of writing without affecting that of thinking, such a change in relative prices has obvious consequences"

    ResponderEliminar