martes, 27 de abril de 2010

La resistencia

Mientras TG se queja que lo dejaron arafue del payroll tengo que confesar que me descubrieron... soy el de la voz ronca del call center.

"La usina anti k. Está conformada por dos áreas: el blog y el call center. 



No es una tarea sencilla, no vayan a creer. En los teléfonos, hay un montón de laburo:
"Modus operandi. Los empleados del call center son los que se dedican a bloquear las líneas de oyentes de las principales radios en las que curiosamente no figuran las del Grupo Clarín: Nacional, Del Plata, América, Continental, La Red, La Diez, Metro, Rock And Pop y Belgrano. A su vez, se encargan de desgrabar lo dicho en esas radios para monitorear lo que va sucediendo. Hacen estadísticas, informes sobre cuál es la tendencia de cada conductor, qué línea política desarrolla cada programa, cuáles se acercan más al Gobierno, cuáles se alejan más, etc. Siempre desde la óptica de los intereses políticos y económicos del Grupo Clarín."
Bloguear es igualmente exigente:
Los bloggers intervienen los medios gráficos online a través de la redacción de comentarios apelando a identidades falsas. Desde un buscador rastrean números de DNI y luego utilizan los nombres de esas personas para llenar los formularios de las páginas donde mandan mensajes escritos por creativos. Además se encargan de hacer control del scroll: cuentan cuántos comentarios a favor y cuántos comentarios en contra hay sobre la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, investigan quiénes son los usuarios que comentan en las antípodas de la bajada de línea recibida, etc. También mandan mails a las casillas de esos comentaristas, generan confianza y establecen una relación. Entre las páginas que graffittean figuran la web de La Nación, La Política On Line, Crítica de la Argentina, Minuto Uno y Perfil."
Pero la parte jodida jodida es el aislamiento,  el secreto, la soledad de la resistencia... como prostitutas vergonzantes que vuelven a casa luego de un falso día de oficina:
"“No hablar ni con la familia del tema”. Ése es uno de los pedidos explícitos de Juan Andrés Tesorero a la hora de contactar a los reclusos de la usina anti K."

6 comentarios:

  1. ¿Donde hay que anotarse para participar en la usina?

    Dicho sea de paso, no veo por que no se puede hablar ni con la familia del tema. Al contrario, lo ideal es inscribirlos a todos en la usina y así se puede charlar tranquilamente de laburo, como si nada.

    ResponderEliminar
  2. eso, eso! yo me quiero anotar ahí! que me paguen por decir lo que pienso...jajajajajaja...

    hablando en serio, es probable que esa agencia hace lo que dicen. Lo que me parece gracioso es que haya algún partidario del gobierno preocupado...la paranoia es una muestra de debilidad...lástima que no haya nadie capaz que de capitalizar esa debilidad!

    ResponderEliminar
  3. Yo tambien me quiero anotar.

    ResponderEliminar
  4. Esto esta tomando niveles dignos de Alex de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  5. Nos dejaron en pelotas. Tanto esfuerzo para nada. Manga de amarretes.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó la parte que dice que toman apuntes y después queman los papeles..Para mí que el que escribió, se los fuma!

    ResponderEliminar